LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios



La salvación de los gentiles, 11:11-24

11:21-22 “Porque si Dios no perdonó a las ramas naturales, a ti tampoco te perdonará. Mira, pues la bondad y la severidad de Dios; la severidad ciertamente para con los que cayeron, pero la bondad para contigo, si permaneces en esa bondad; pues de otra manera tú también serás cortado”.



Tenemos aquí dos aspectos fundamentales de la naturaleza de Dios: su bondad y su severidad. Fue por gracia que eligió Dios a Israel y a la iglesia, porque el Dios creador de todo es un Dios bondadoso en gran manera. Sin embargo, existe otro aspecto de su carácter que es tan importante como su bondad: su severidad. Su severidad hizo que no perdonara la incredulidad de Israel, sino que le excluyera de su heredad en Cristo; pues todos los judíos que rechazaron al Señor están excluidos de la gracia de Dios. De ellos dice Pablo en otro pasaje: “los cuales mataron al Señor Jesús y a sus propios profetas, y a nosotros nos expulsaron; y no agradan a Dios, y se oponen a todos los hombres, impidiéndonos hablar a los gentiles para que éstos se salven; así colman ellos siempre la medida de sus pecados, pues vino sobre ellos la ira hasta el extremo” (1 Ts 2:14-15). Pablo exhorta a la iglesia a permanecer en la bondad de Dios para no caer en el error del pueblo de Israel, que fueron cortados de la raíz.

© 2018 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.