LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios



El hablar en lenguas, 14:1-40

14:20-22 “Hermanos, no seáis niños en el modo de pensar, sino sed niños en la malicia, pero maduros en el modo de pensar. 21En la ley está escrito: En otras lenguas y con otros labios hablaré a este pueblo; y ni aun así me oirán, dice el Señor. 22Así que, las lenguas son por señal, no a los creyentes, sino a los incrédulos; pero la profecía, no a los incrédulos, sino a los creyentes”


Dichas de otra manera las palabras de Pablo: “Hermanos no sean como “niñitos” que empiezan a ir a la escuela, para aprender el ABC de su lengua materna y solo pueden entender esos elementos. En la malicia sean como “bebés” que no hablan, ni se proponen ni hacen maldad. Pero, en el modo de pensar, sean “hombres perfectos” cuyo vigor corporal y energía mental muestran un desarrollo completo y un entendimiento bien cultivado”.

la palabra “maduros” en griego es teleioi (τέλειοι) que significa completos o perfeccionados, aquellos que han llegado a la perfecta madurez, tanto en conocimiento como en crecimiento.

Lo más probable es que Pablo hable de la inmadurez de los corintios en el uso de las lenguas extáticas. El énfasis excesivo sobre la glosolalia era una marca distintiva de inmadurez por parte de los hermanos en Corinto.

“En la ley está escrito: En otras lenguas y con otros labios hablaré a este pueblo; y ni aun así me oirán, dice el Señor”. El texto se halla en Isaías (28:11).

El énfasis de Pablo al utilizar esta cita no es el contexto histórico en que el profeta Isaías proclama la palabra, sino que lo que capta la atención del Apóstol es la alusión a la lengua extraña de los invasores asirios. Lo que Pablo expresa es que el mismo Señor dice que, aunque hable a los hebreos en lengua extraña, no le harán caso. Lo corrobora con el siguiente versículo: “Así que…”. El milagroso don de lenguas estuvo destinado también al beneficio de los incrédulos para que vieran en semejante milagro que ésa era obra de Dios, y abrazaran así el evangelio: “las lenguas son por señal, no a los creyentes, sino a los incrédulos”.

Si las lenguas no son aceptas por fe, sirven para el endurecimiento de los incrédulos y a lo último para su condenación. Las lenguas son en primer caso para edificación de quien las habla y segundo para señal de los incrédulos.

Pablo ha venido haciendo contraste entre las lenguas extáticas y la profecía. Ahora, ya que dijo que las lenguas son señal para los incrédulos, termina el contraste diciendo que: “la profecía es por señal, no a los incrédulos, sino a los creyentes”. ¿Cómo es esto? Al parecer los corintios preferían las lenguas y no la profecía, ellos debían tener puestos los cinco sentidos a la profecía que se da en idioma claro y con sentido, respecto a sus propias faltas y sus deberes.

© 2018 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.