LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios



La verdadera sabiduría 1 Corintios 3:18-20

3:18-20 “Nadie se engañe a sí mismo; si alguno entre vosotros se cree sabio en este siglo, hágase ignorante, para que llegue a ser sabio. Porque la sabiduría de este mundo es insensatez para con Dios; pues escrito está: El prende a los sabios en la astucia de ellos. Y otra vez: El Señor conoce los pensamientos de los sabios, que son vanos”.


El versículo 18 según la Nueva Traducción Viviente inicia diciendo: “Dejen de engañarse a sí mismos…”. Se piensa que dentro de la congregación de Corinto se estaba levantando un grupo conformado por falsos maestros que se habían infiltrado en la Iglesia y junto a los adeptos que los seguían, se autonombraban la “elite intelectual”. El problema de esta élite era que dejaron de apreciar el valor del contenido del mensaje y le dieron más importancia a la presentación; de esta manera se volvieron arrogantes y vanagloriosos. Pablo les hace una invitación: “si alguno se cree sabio… hágase ignorante, para que llegue a ser sabio”. El apóstol no dice que los corintios debían despreciar la búsqueda del conocimiento, sino que les advierte que deben escoger la sabiduría de lo alto que es de mucho más valor, aunque sean considerados necios por el mundo (1:27).

En los versículos 19 y 20, San Pablo cita dos pasajes del Antiguo Testamento para reforzar su argumento y que deben avergonzar a la élite por vanagloriarse sobre la supuesta sabiduría de sus líderes religiosos:
3: 19 Job 5:13 “Él atrapa a los sabios en la trampa de su propia astucia”. (NTV)
3:20 Salmos 94:11 “El Señor conoce los pensamientos de los sabios, sabe que no valen nada”. (NTV)
Ese orgullo intelectual estaba produciendo dos cosas en la congregación: (a) Discusiones. Los de la élite no podían ser lo bastante humildes para aprender; siempre eran ellos los que tomaban las decisiones en la Iglesia. (b) Exclusivismo. Tendían a mirar por encima del hombro a los demás. Su actitud era que todos los que no estaban de acuerdo con ellos, estaban equivocados.

Pablo desafía a los Corintios a que sean lo suficientemente sabios como para darse cuenta de que son necios. Esta es una manera de decirles que sean lo suficientemente humildes como para aprender. No se puede enseñar nada a una persona que cree que ya lo sabe todo. Platón decía: “El más sabio es el que se da cuenta de que está insuficientemente equipado para el estudio de la sabiduría”. Y el educador Quintiliano refiriéndose a los estudiantes decía: “Habrían llegado a ser excelentes estudiantes si no hubieran estado convencidos de que eran muy sabios”.

Nota de carácter ético:

La palabra “astucia” que aparece en (3:19), viene del griego panourgia que significa: destreza versátil, picardía astuta, marrullería sofisticada, esquema engañoso, sagacidad arrogante y arrogancia sutil. Esta palabra solo aparece cinco ocasiones en el Nuevo Testamento y se usa para referirse a:

• Al intento de los fariseos por confundir a Jesús (Lucas 20:23)
• Al autoengaño de los sabios de este mundo (1Corintios. 3:19)
• Al método impropio de presentar el evangelio (2Corintios. 4:2)
• Al engaño de Satanás a Eva (2Corintios. 11:3)
• Al engaño de los falsos maestros (Efesios. 4:14)
Estas tendencias que se observan en la iglesia, actualmente, deben evitarse.

© 2018 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.