LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios



4:7 “Porque ¿quién te distingue? ¿o qué tienes que no hayas recibido? Y si lo recibiste, ¿por qué te glorías como si no lo hubieras recibido?” 8Ya estáis saciados, ya estáis ricos, sin nosotros reináis. ¡Y ojalá reinaseis, para que nosotros reinásemos también juntamente con vosotros! 9Porque según pienso, Dios nos ha exhibido a nosotros los apóstoles como postreros, como a sentenciados a muerte; pues hemos llegado a ser espectáculo al mundo, a los ángeles y a los hombres. 10Nosotros somos insensatos por amor de Cristo, mas vosotros prudentes en Cristo; nosotros débiles, mas vosotros fuertes; vosotros honorables, mas nosotros despreciados”.


En estos cuatro versículos se pueden disfrutar una serie de la figura retórica llamada “ironía”. No es educado, desde luego hablar a la iglesia con ironías pues se pueden oír muy cáusticas, sin embargo eran algo usual en el lenguaje vivo de los griegos, pues cumplían con la función de hacer viva la diatriba y dejar una profunda enseñanza.

Comenzando con un regaño Pablo señala a los corintios que no tienen nada de que jactarse. Nada los hace especial, y cualquier bendición que presuman en realidad vino del cielo, por gracia, como una dádiva de los cielos. Si es un don inmerecido entonces no hay nada que presumir como si de un logro personal se tratase. Por lo que se puede leer entre líneas la división de esta iglesia incluía la presunción de carismas (como bien se señala en el capítulo 14), de revelaciones y quizá hasta de partidos (“yo soy de Apolos, yo soy de Cefas”), todas situaciones carnales y vergonzosas.

Para Meditar

Nadie debe pensar que al tener algún carisma lo hace superior a los demás. Existen personas que al poseer un don muy espectacular miren con menosprecio a sus hermanos o incluso al propio pastor, algo que es contrario al proceder del Espíritu Santo. La iglesia de Corinto era carnal aunque era carismática y llena de dones; esto muestra la necesidad de maestros que enseñen la doctrina sobre los dones, basados en lo que enseña la Palabra. Esto lleva a pensar que aunque haya un avivamiento, la iglesia caer en tremendos abusos, por ello es importante que todo avivamiento “se pastoree” y todo carisma “se domestique”, queriendo decir con esto que los portadores “de fuego” y de dones, sean ayudados a madurar, para usar los dones correctamente.

© 2018 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.