LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios

2 Corintios

Galátas

Efesios

Filipenses

Colosenses

Colosenses

1Timoteo

2Timoteo

Tito

Filemon



Salutaciones y bendición final, 1 Ts 5:25-28
5:25-28 “Hermanos, orad por nosotros. 26Saludad a todos los hermanos con ósculo santo. 27Os conjuro por el Señor, que esta carta se lea a todos los santos hermanos. 28La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con vosotros. Amen”.


Esta es la conclusión de la carta. Pablo hace una petición sencilla, pero de mucha importancia: “orad por nosotros”. Con esta súplica muestra su humanidad y humildad. Ser reconocido como “apóstol de los gentiles”, no le exime de estar expuesto a problemas y dificultades. A los hermanos en Corinto les dice: …estamos atribulados en todo, mas no angustiados” (2 Co 4:8). Esta era una petición recurrente en sus cartas (2 Ts 3:1; Ro 15;30; Ef 6:19; Col 4:3). Parece ser que era una práctica en la iglesia primitiva el “ósculo santo”. En el Oriente era costumbre que los amigos se saludasen con un beso (1 Pedro 5:14; Lc 7:45; Hch 20:37). Al parecer, en tiempo posterior se abusó de esto, y se debió restringir. Hoy en día se practica con más frecuencia. La Palabra recomienda: “hágase todo decentemente y con orden” (1 Co 14:40)

La indicación de que la carta sea leída a todos los hermanos, está en un lenguaje “fuerte”. Pablo dice: “os conjuro por el Señor”. Conjurar significa: “comprometer con un juramento”. Él deseaba que lo escrito, por inspiración de Dios, fuera escuchado por todos los hermanos en Tesalónica, pues temía que hombres envidiosos suprimieran la carta completa o fracciones de ella.

Al despedirse, Pablo expresa un deseo que no tiene precio. Podría haber pedido salud, riqueza o paz, pero solicita un don inmerecido para los creyentes: “La Gracia de nuestro Señor Jesucristo”. Ésta es indispensable para la salvación, como también para mantenerse firmes en el camino del Señor Dios. Sólo por la gracia de Dios, el cristiano puede mantenerse firme, con los ojos puestos en su Señor Jesucristo (Heb 4:6; Nm 6:24; Ef 2:4,5).



© 2021 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.