LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios

2 Corintios

Galátas

Efesios

Filipenses

Colosenses

Colosenses

1Timoteo

2Timoteo

Tito

Filemon



La venida del Señor, 1 Ts 5:1-11
5:8 “Pero nosotros, que somos del día, seamos sobrios, habiéndonos vestido con la coraza de fe y de amor, y con la esperanza de salvación como yelmo”


Al escribir a los efesios en el capítulo 6:11-18, Pablo desarrolla más ampliamente todo lo relacionado con la armadura de Dios.

Aquí el Apóstol sigue recordando que, “somos del día” y como tales debemos actuar. No basta con velar y ser sobrios, es necesario combatir y rechazar todos los asaltos del tentador. Dios ha dotado al creyente de todo lo necesario para salir triunfante de esta lucha. Aquí de esa “armadura”, Pablo menciona dos elementos: la coraza de la fe y amor y la esperanza del yelmo de la salvación. Los verbos que utiliza el apóstol son relevantes: “ser sobrio” está en infinitivo, dando a entender que es una postura continua del cristiano. “habiéndonos vestido” habla de no dejar a un lado la armadura. Es decir “ponte la armadura y déjala puesta”.

Se presenta la tríada de la gracia: fe, amor y esperanza. La fe, sirve para mantenerse como viendo al invisible; el amor ayudará a no amargarse, o frustrarse, en el peregrinar por la vida; y la esperanza servirá para que el creyente no pierda la expectativa de las promesas de Dios. Estos tres elementos son indispensables en el vivir victorioso de todo cristiano, puesto que la vida cristiana descansa en la Obra y las promesas de Cristo. El justo por la fe vivirá (Ro 1:17).

Nota de carácter ético

Es normal que una persona en su diario vivir, refleje la educación que recibió de sus padres, su grado de escolaridad, las costumbres de su medio social, y lo aprendido en las experiencias de la vida. En la mayoría de los casos es algo negativo e insuficiente. Pero, ese es su patrón de conducta, el modelo que le guía. Al convertirse a Cristo, este modelo dejará de gobernarle para ajustarse a la nueva vida que ahora posee. Pablo escribió a los Colosenses “Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros” (3:5) y hacer de la Biblia su regla de fe y conducta. Las Escrituras le serán luz en el camino, brújula para navegar y un faro que advierte de los peligros. Por ello Pablo, le dijo a Timoteo: “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra” (2ª Ti 3:16,17). El “hijo de luz” debe dejar la antigua naturaleza que le dominaba y vestirse cada día de la naturaleza divina: “Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados…” (Col 3:12). Para lograr ese cometido debe “andar en el Espíritu y no satisfacer los deseos de la carne” (Ga 5:16).




© 2021 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.