LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios

2 Corintios

Galátas

Efesios

Filipenses

Colosenses

1Tesalonicenses

2Tesalonicenses

1Timoteo

2Timoteo

Tito

Filemon



Piedad y contentamiento, 1 Ti 6:3-10

6:3-5 “Si alguno enseña otra cosa, y no se conforma a las sanas palabras de nuestro Señor Jesucristo, y a la doctrina que es conforme a la piedad, está envanecido, nada sabe, y delira acerca de cuestiones y contiendas de palabras, de las cuales nacen envidias, pleitos, blasfemias, malas sospechas, disputas necias de hombres corruptos de entendimiento y privados de la verdad, que toman la piedad como fuente de ganancia; apártate de los tales.”


El ambiente intelectual de la época estaba viciado por distintas filósofías. Quienes las apoyaban, intentaban muchas veces introducirlas a las iglesias que iban surgiendo. Esas enseñanzas no buscaban la exaltación del Señor, por el contrario, buscaban aumentar el ego del filósofo. Es ahí donde Pablo alerta a Timoteo que tenga cuidado con esas personas y sus enseñanzas, ya que podrían provocar una crisis en ellos -cristianos neófitos- y olvidar “las sanas palabras de nuestro Señor Jesucristo, y a la doctrina que es conforme a la piedad.”

El Apóstol menciona algunas características de las personas con falsas doctrinas, tales como arrogancia, vanidad y el anhelo de ser glorificados por otros al compartir con elocuencia sus enseñanzas. Además de ello, no conocían la doctrina apostólica y trataban de discutir sobre asuntos que ignoraban. Lejos de lograr la unidad del cuerpo de Cristo, provocaban que surgieran “envidias, pleitos, blasfemias, malas sospechas, disputas necias de hombres corruptos de entendimiento”. Cuando el centro de la vida es el hombre, sus ojos están puestos en el materialismo y en el humanismo, con todas sus variantes, dejando de lado todo lo que en verdad trasciende a la eternidad.

Aunado a lo anterior, “y privados de la verdad, que toman la piedad como fuente de ganancia; apártate de los tales.”. Para ellos la iglesia era un lugar lucrativo, no se preocupaban por el crecimiento espiritual de la iglesia, o por enseñar sobre la santidad al pueblo, su verdadera intención era su propio provecho. Por consiguiente, la recomendación paulina es que Timoteo se apartara de ellos.


Para Meditar

En la actualidad las filosofías humanistas han plagado las iglesias, en muchos púlpitos se ha cedido el lugar a predicadores que se encuentran lejos de la cruz de Cristo y de la sana doctrina. Es tiempo de alertar al pueblo de Dios sobre este tipo de ideologías. Se debe tener especial cuidado con lo que se escucha y con lo que se ve. Es indispensable acercarse a una iglesia que esté preocupada por enseñar la sana doctrina, donde el libro de texto sea la Biblia y las predicaciones sean Cristo-céntricas.

© 2021 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.