LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios

2 Corintios



2 CORINTIOS CAPÍTULO 2
Por qué Pablo pospuso su visita a Corinto 2:1-4 (continuación)

 2:1-4 “Esto, pues, determine para conmigo, no ir otra vez a vosotros con tristeza. 2Porque si yo os contristo, ¿quién será luego el que me alegre, sino aquel a quién yo contriste? 3Y esto os escribí, para que cuando llegue no tenga tristeza de parte de aquellos de quienes me debería de gozar; confiando en vosotros todos que mi gozo es el de todos vosotros. 4Porque por la mucha tribulación y angustia del corazón os escribí con muchas lágrimas, no para que fueseis contristados, sino para que supieseis cuán grande es el amor que os tengo”.


Estos versículos son parte del capítulo uno. El pasaje completo sería del 1:12 al 2:4. Aquí el apóstol continúa dando más explicaciones sobre el por qué no fue a visitar a los hermanos en Corinto cuando lo había determinado. Por cuanto había escándalos entre ellos, Pablo no se hubiese sentido cómodo al verles. Aunque era firme y estricto en cuanto al discipulado de sus hijos en la fe, era muy tierno y deseaba tener una buena relación con ellos. “Esto, pues, determine para conmigo” son palabras que nos muestran el desinterés de parte del apóstol por renovar un problema que causaría heridas en ellos y en él. “… no ir otra vez con tristeza”. Hay que ser sabios para saber los tiempos y momentos en que debemos confrontar y cuando no. La Escritura nos llama a ser “pacificadores” (Mt 5:9; Ro 12:18).

Pablo muestra su lado humano. Necesitaba ser aceptado y fortalecido por la familia en la fe: ¿quién será luego el que me alegre? Los pleitos y discusiones en la iglesia consumen la energía y la capacidad necesaria para ministrar los unos a los otros. Si hubiera ido y hecho uso de su autoridad apostólica castigando a sus infractores, eso habría sido causa de aflicción para los corintos. El apóstol podía esperar que la parte sana de la congregación de Corinto hubiera sido para él razón de consolación, pero como todos habrían estado abrumados por el castigo de los transgresores, no hubiera podido regocijarse viendo que los demás sufrían. En la carta a los Romanos expresa el apóstol: “gozaos con los que se gozan; llorad con los que lloran” (Ro 12:15).

“Y esto os escribí” ¿a qué carta se refiere Pablo? Probablemente es la “carta severa”. Según se cree, por la correspondencia con la iglesia de Corinto, Pablo debió escribir 4 cartas para ellos:

• La carta previa, enviada desde Éfeso (1 Co 5:9), probablemente desaparecida, aunque algunos piensan que está insertada en 2 Co 6:14-7:1
• 1 Corintios, escrita desde Éfeso, contestando las preguntas hechas por los hermanos en la iglesia (1 Co 7:1)
• La “carta severa” (2 Co 2:3,4,9; 7:8), escrita desde Éfeso, algunos suponen que parte de ella está en 2 Corintios 10 al 13
• La “carta de reconciliación” que es nuestra 2 Corintios , escrita desde Macedonia.

En esta “carta severa” tuvo que reprender a los hermanos muy duramente, aunque le costó muchísimo. La verdad dicha por Pablo en esta epístola debió causar mucha tristeza en la iglesia. El propósito de esta tristeza era que ellos cambiaran de parecer, se arrepintieran de los errores cometidos y fueran restaurados al camino del Señor.

“Por qué por la mucha tribulación y angustia” dice Pablo, es probable que sus enemigos lo hubieran presentado como un hombre rudo, austero, autoritario, que se gozaba más en causar heridas que en sanarlas. Pero el apóstol asegura que esa es la parte más dolorosa del trabajo que Dios le ha encomendado: la de corregir y restaurar a los hermanos caídos. Al parecer había sufrido junto con los que debía corregir, el dolor que causa darse cuenta de un mal proceder. En pasajes como este se muestran los sentimientos mismos del gran apóstol de los gentiles.

Aquí se encuentran algunas metas de todo ministro del Señor Jesucristo: ni la observancia rutinaria del compromiso, ni la presentación intelectual de la verdad. Eso no cambia los corazones de las personas en error. Solamente quien se conmueva y alegre, quien derrame lágrimas y tenga pasión por las almas, quien crea en las demás personas y tenga empatía con ellas, podrá influir de forma permanente en el Cuerpo de Cristo. “Cuánto amaba Pablo a sus hijos en la fe”.  

Para Meditar

asombrará siempre la actitud de las personas negativas de la iglesia en Corinto. Creyentes declarados como cristianos, siendo enemigos declarados del Apóstol. En los tiempos actuales, cuántos pastores sufren semana a semana con las actitudes de creyentes bautizados en agua y a veces con el Espíritu Santo, que se declaran enemigos del pastor y están esperando permanentemente alguna falla, palabras mal dichas, trabajos no realizados, metas no alcanzadas, para botar al pastor. Si hubiera elecciones el próximo domingo, por seguro que votarían en su contra para que se vaya de la iglesia junto con su familia, sin importarles su futuro. “Para que satanás no gane ventaja alguna” del versículo 11, queda olvidado.

© 2018 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.