LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios

2 Corintios

Galátas

Efesios

Filipenses



El ministerio de la reconciliación, 2 Co 5:11-21
Aquí se inician una serie de versículos muy amados por los cristianos:

5:18-19 “Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación; 19que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación.”


En la primera expresión “quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo” aparece el termino gr. “katallassö” que se empleaba en las casas cambiarias, aunado a ello el termino gr. “diallassö” que aparece solamente en Mateo 5:24, y se refiere a cambiar la manera de pensar o mudar la mente. (dejar la ofrenda en el altar e ir y reconciliarse primero). Lo cual hizo el Señor al cambiar la mente del pecador.



Nota doctrinal

que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo”, en, es muy importante. Significa en la persona de Cristo. Jesús “en los días de su carne”, según se narra en Juan 10:38 declaró a sus interrogadores “… que conozcáis y creáis que el Padre está en mí y yo en el Padre” y aun al mismo Felipe en Juan 14:10 le inquirió ¿No crees que yo soy en el Padre, y el Padre en mí?”. Por eso son fundamentales las palabras de Pablo, que sin ninguna duda lo afirma: Dios estaba en Cristo (el Dios hombre) reconciliando consigo al mundo.

Aunado a esto, el Apóstol enuncia el maravilloso ministerio otorgado a los creyentes: “el de la reconciliación”. Como portadores del santo evangelio de Dios, son llamados a compartir por doquiera, que Cristo puede transformar la condición pecaminosa de los seres humanos.

En el versículo 5:19 aparece la expresión “hös hoti…më logizomenos” que significa: como que… no tomándoles en cuenta. A la luz de la teología paulina, la obra insustituible de Jesús se ofrece para cubrir la cuenta insalvable de deuda que la humanidad cargaba.

Para Meditar

Somos privilegiados al poder vivir este ministerio que nos asignó el Señor: “el ministerio de la reconciliación” el cual es capaz de llevar a un pecador ante la misma presencia del Dios perdonador, por el evidente hecho de que su Palabra es poder y respaldada por el Espíritu santo produce el fruto del arrepentimiento.

© 2018 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.