LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios

2 Corintios



Las ofrendas para los santos 2 Co 9:1-15

9:4-6 “no sea que, si vinieren conmigo algunos macedonios, y os hallaren desprevenidos, nos avergoncemos nosotros, por no decir vosotros, de esta nuestra confianza. 5Por tanto, tuve por necesario exhortar a los hermanos que fuesen primero a vosotros y preparasen primero vuestra generosidad antes prometida, para que esté lista como de generosidad, y no como de exigencia nuestra. 6Pero esto digo: El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará”.  


Hay un tinte de incertidumbre que salpica esta carta, puesto que, al parecer, en un próximo viaje del apóstol, aun él mismo desconoce quienes pudieran acompañarlo.

No sea que si vinieren conmigo algunos macedonios…En Hechos 20:4, se mencionan a algunos compañeros de viaje de Pablo procedentes de Macedonia, entre ellos Sópater de Berea, Aristarco y Segundo de Tesalónica. Por lo mismo los lleva a la reflexión, en caso de que no estuviesen listos para aportar la ofrenda, la vergüenza sería sobre toda la congregación. Ahora bien, los enviados de Pablo, al parecer no son de Macedonia, pero si fieles colaboradores suyos.

5Por tanto, tuve por necesario exhortar a los hermanos que fuesen primero a vosotros y preparasen primero vuestra generosidad antes prometida, para que esté lista como de generosidad, y no como exigencia nuestra” El aliento urgente de esta colecta, se ve manifiesto al enviar un grupo de obreros preparados para incentivarlos y dirigirlos en la organización de ésta.

La expresión “antes prometida”, denota la confianza que Pablo tiene en ellos, pero a su vez, les deja saber que es una responsabilidad que pronto deben cumplir. Hablándoles de generosidad, los encamina a un sentir sobre el desprendimiento voluntario, apelando al amor más que a una obligación. Este mismo amor debe ser el timón de manejo de la embarcación llamada mayordomía que transforma las palabras en acciones y las promesas en cumplimiento. La estreches económica que vivían en ese momento los de Macedonia no hizo que cerraran su mano para bendecir y por lo tanto se tendría que volver un desafío para los corintios, quienes hasta ese entonces tenían una mayor estabilidad.

Barclay2 indica que hay cuatro maneras de dar:
1) Por deber, como cuando se pagan los impuestos.
2) Por satisfacción propia (porque me hace sentir bien).
3) Por prestigio (como Ananías y Safira; Hechos 5:1–11).
4) Por amor (porque ver la necesidad me conmueve el alma y no puedo hacer menos que dar) porque Dios nos amó primero.

6Pero esto digo: el que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará”.

Para Meditar

esta porción escritural es una de las más amadas por los creyentes, tanto por los que recogen una ofrenda, como por quienes la dan. Desafía a ser siempre generosos, sabiendo que se ofrenda o se diezma para el Señor y que de Él se recibirá la recompensa.


Pablo usa este término usando como ejemplo una analogía3 muy entendible en términos de agricultura. El teólogo de Tarso, como buen maestro de las Escrituras, podría haber tenido en mente Proverbios 11:24 que expresa: “quienes son generosos, recibe en abundancia; quienes ni sus deudas pagan, acaban en la miseria”

Si se tiene presente la condición por la que pasan los santos de Jerusalén, se recordará que durante el año 48 D.C., hubo gran hambruna en Judea (Hechos 11:28), como resultado de la poca cosecha que se obtuvo en aquellas tierras, que, dicho sea de paso, era año sabático; o sea, el tiempo que debería descansar la tierra. Por seguro los judíos habían olvidado este mandato y su violación al tal resultó en una siega vana. Por esa razón les motiva no tan solo como su autoridad espiritual sino con fundamento en la Escritura que inspira los corazones.  

Para Meditar

Hoy en día, tristemente vemos que las causas por las cuales se organizan las colectas de dinero no son siempre para suplir las necesidades de los santos de estos tiempos, sino son para satisfacer el deseo egocéntrico y materialista de los falsos apóstoles y predicadores cuya fama ha alcanzado la cúspide a causa de débiles creyentes, quienes olvidan que la oración y el evangelismo tienen poder para alcanzar las almas y creen que por acto de magia el dinero lo logrará.


2Pastor de la Iglesia de Escocia y profesor de la Universidad de Glasgow, William Barclay, es uno de los comentaristas más apreciados y reconocidos del siglo XX.
3significa comparación o relación entre varias cosas.

© 2018 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.