LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios

2 Corintios

Galátas

Efesios

Filipenses

Colosenses

1Tesalonicenses

2Tesalonicenses

1Timoteo

2Timoteo

Tito

Filemon



2TIMOTEO CAPÍTULO 2

Un buen soldado de Cristo Jesús, 1 Ti 2:1 – 13
2:3-7 Tú, pues, sufre penalidades como buen soldado de Jesucristo. Ninguno que milita se enreda en los negocios de la vida, a fin de agradar a aquel que lo tomó por soldado. Y también el que lucha como atleta, no es coronado si no lucha legítimamente. El labrador, para participar de los frutos, debe trabajar primero. Considera lo que digo, y el Señor te dé entendimiento en todo.


El apóstol menciona tres figuras de la vida diaria, que han sido de inspiración a los predicadores y a los creyentes: un soldado, un atleta, un labrador. Cientos de mensajes han surgido de la pluma de ilustres predicadores, que aun se consignan en libros de sermones o de reflexión. Desde luego, que también de predicadores que se inician, como en los dilectos púlpitos pastorales.

Cada personaje representa características que son necesarias para lograr permanencia cristiana. El primer ejemplo se refiere al enfoque, es decir, a la concentración que debe tener un soldado leal a su uniforme, no inmiscuido en algún negocio que lo distraiga. La segunda figura ilustra la disciplina y esfuerzo de un atleta. Los buenos hábitos del deportista le ayudan a adquirir fortaleza y a desarrollar destrezas antes de la competencia. El último ejemplo describe la paciencia en la espera de los frutos cuando se trabaja la tierra. Y desde luego que, muchas otras enseñanzas se pueden derivar de estos tres ejemplos.

Sufre penalidades, la idea del término en el idioma original es la de soportar algo. Estar en el ministerio representa una tarea desafiante; las penalidades o sufrimientos son parte del bagaje. El discípulo debía preparase para ello. Lejos de ser una calamidad, las penalidades debían ser oportunidades para que Timoteo creciera en fe. Así como el Apóstol había salido avante del sufrimiento, de la misma forma el discípulo debía desarrollar músculos espirituales. Las penalidades le ayudarían al discípulo en la formación de su carácter, propiciando producir cada una de las partes del fruto del Espíritu. Le ayudarían también a apreciar el ministerio que Dios le había otorgado.


Para Meditar

De acuerdo con lo que menciona Pablo en estos versículos, la resistencia es una cualidad fundamental en el ministerio. Mantenerse firme a pesar de cualquier oposición que surja tarde o temprano, resultará favorable. El honor de haber cumplido con el trabajo encomendado es más prestigioso que una insignia. El proceso del entrenamiento para obtener victorias es todavía más importante que los trofeos mismos. Los frutos de la cosecha se aprecian cuando se ha participado en la ardua labor de la siembra. La determinación es una cualidad indispensable si se quiere perseverar en la vida cristiana: “Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida.” (2 Ti 4:8).



© 2021 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.