LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios

2 Corintios

Galátas

Efesios

Filipenses

Colosenses

1Tesalonicenses

2Tesalonicenses

1Timoteo

2Timoteo

Tito

Filemon



2TIMOTEO CAPÍTULO 4

Instrucciones personales, 2Ti 4:9-18
4:15-18 En mi primera defensa ninguno estuvo a mi lado; sino que todos me desampararon; no les sea tomado en cuenta. Pero el Señor estuvo a mi lado, y me dio fuerzas, para que por mí fuese cumplida la predicación, y que todos los gentiles oyesen. Así fui librado de la boca del león. Y el Señor me librará de toda obra mala, y me preservará para su reino celestial. A él sea gloria por los siglos de los siglos. Amén.”


Pablo alude una experiencia judicial, “en mi primera defensa”. Tal vez no se refiere a su primer encarcelamiento, sino que se refiere a una audiencia previa que precede al juicio, pues aún estaba en la cárcel. En dichos juicios, era necesario que los abogados defensores intervinieran a favor del acusado, pero en la audiencia de Pablo ninguno estuvo presente para defenderlo, sino que todos los defensores lo desampararon y quedo sin protección jurídica.

Pablo expresa que lo habían abandonado, no se trata de sus compañeros de ministerio como Lucas, Tito, Tíquico y los hermanos de Roma. Tal vez ellos no estaban en la ciudad en la fecha de la audiencia, o no cumplían con los requisitos para poder litigar en su defensa, ya que los defensores debían estar bien identificados y ser conocedores de las leyes romanas. Los compañeros no eran abogados jurídicos, así que no pudieron ser ellos los que lo abandonaron.

En el primer juicio Pablo celebra que fue “librado de la boca del león”, el autor usa una metáfora en esta ocasión, pero no se refiere a los leones del coliseo romano, ya que los ciudadanos romanos no eran sometidos a ese castigo. Es posible que “el león” sea una forma enigmática de referirse al emperador, o de un proverbio popular que se aplicaba cuando alguien salía victorioso de un peligro severo. Pablo incluye una paradoja que atesora una gran verdad divina, “y el Señor me librará de toda obra mala, y me preservará para su reino celestial”, esto es una afirmación que denota una confianza total en Jesús, aun enfrentando la misma muerte.

© 2021 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.