LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios

2 Corintios

Galátas

Efesios

Filipenses

Colosenses

1Tesalonicenses

2Tesalonicenses

1Timoteo

2Timoteo

Tito

Filemon



2TIMOTEO CAPÍTULO 4

Predica la Palabra, 2 Ti 4:1-8
4:3-5 “Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas. Pero tú sé sobrio en todo, soporta las aflicciones, haz obra de evangelista, cumple tu ministerio.”



La expresión del apóstol Pablo, “porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina”, demuestra el peligro al que la sana doctrina sería sometida, tomando en cuenta que ésta contribuye al desarrollo del carácter, la santidad y la espiritualidad del creyente. Guiado por el Espíritu Santo advirtió que, en el futuro, la receptividad de los creyentes sería alterada. Y muchos “teniendo comezón de oír”, escucharían nuevos discursos de falsos maestros, cambiando la sana doctrina por mensajes novedosos llenos de engaño.

Para Meditar

Pablo y los demás apóstoles percibieron la facilidad con la que los creyentes no muy firmes, eran dados a abrir sus oídos a otras enseñanzas, en muy poco tiempo. Esto se ha repetido a través de los siglos. Hoy cuando se cuenta con tantos medios fáciles de información, las doctrinas falsas han proliferado, engañando a muchos cristianos pentecostales. Ya sea que escuchen a quienes dicen que la manifestación de los dones ha cesado (se les llama cesacionistas), que no se necesita el bautismo con el Espíritu Santo, o que el rapto de la iglesia nunca se dará como se ha enseñado etc. etc. La comezón de oír, sigue haciendo sufrir.

“se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias”. Puede referirse a predicadores elocuentes que los entretendrán y que les asegurarán que no dejarán de ser creyentes, aunque vivan según su naturaleza pecaminosa. Lo que se observa repetidamente en el presente siglo malo.

Es por eso que muchos creyentes, no soportarían escuchar frecuentemente la doctrina que señala el pecado, la justicia, la fe, el perdón y la lealtad a Dios.

Por esta razón, Pablo expresó “apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas”. Esto incluye la concepción errónea que tiene el ser humano acerca de Dios. Las doctrinas de hombres son una especulación distorsionada, la cual, incluye fábulas, narrativas, historias, ficciones y falsedades.6 Pablo aconseja evitar las fábulas. (1 Ti 1:4), que se definen como “historias descabelladas, sin una base seria”.

Pablo persiste en el consejo a Timoteo, “pero tú sé sobrio en todo”, el ministro verdadero debe ser sobrio, del griego néfo, “abstenerse de vino”, indica un estado de alerta moral.7 Los maestros falsos permanecían “embriagados”, eso provocaba que hablarán locuras diversas, fábulas místicas que estimulaban fuertemente los oídos de la audiencia. Desde luego que embriagarse, no solo tiene un sentido figurado, sino real. Timoteo debía abstenerse de bebidas embriagantes y dominarse propiamente.

Además, le exhorta diciéndole “soporta las aflicciones”, es decir, debía vivir consciente de la incertidumbre de cada día y tendría que prepararse para resolver problemas de toda índole.

La expresión, “haz obra de evangelista, cumple tu ministerio”. Felipe el evangelista (Hch 21:8) da una clara descripción de la obra de un evangelista según las normas del NT. Felipe predicaba el evangelio de Cristo (Hch 8:4,5,35) mucho se salvaban y se bautizaban con agua (Hch 8:6,12). Milagros, sanidades y liberación se observaban (Hch 8:6,7,13), y los recién convertidos eran llenos del Espíritu Santo (Hch 8:12-17; compárese con 2:38 y 19:1-6)

Nota histórica

Parece ser que después del primer siglo, sólo se mencionaron los ministerios de pastores y maestros. De hecho, con el surgimiento del papado, solo maestros. Con la Reforma Religiosa de los siglos XVI y XVII (1600 y 1700) vuelven a aparecer los pastores y los maestros. Los evangelistas hasta los 1700s con Juan Wesley (1703-1791) y Jorge Whitefield (1714-1770). Éste recibió el título de “príncipe de los predicadores al aire libre”. En Inglaterra llegó a reunir multitudes cercanas a las cienmil personas y en Estados Unidos, el famoso Benjamín Franklin le registró 7 predicaciones en una semana en varios lugares, que sumaron 24 500 oyentes.

A finales de 1800 y por todo 1900, surgieron D. L. Moody, Katheryn Kulman, Billy Graham, Roberto Fierro, Luis Palau (1934-2021), Alberto Motessi y miles más, predicando al aire libre, en carpas, en grandes auditorios o por la televisión. Muchos de ellos son pastores/evangelistas usando también el Facebook o el zoom.

En 1983 Billy Graham organizó un congreso mundial de evangelismo en Holanda con el texto paulino: “Haz obra de evangelista”, que concentró a 10 000 líderes, pastores y evangelistas. De México asistimos los Pbros. Guillermo Fuentes, Isaí Montoya, Macario De la Cruz y Teófilo Aguillón, quienes fuimos impactados y continuamos impulsando el evangelismo y a los evangelistas. Los ministerios de apóstol y profeta que casi no se mencionaban, resurgieron en estos años. El “cesacionismo” queda descalificado, los 5 ministerios están vivos y muy efectivos.

6Robertson, A. (s.f.). Imágenes verbales en el Nuevo Testamento. Tomo 4.
7Vine, W. E. (1999). Diccionario expositivo de palabras del Antiguo y Nuevo Testamento Exhaustivo. Caribe.

© 2021 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.