LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios

2 Corintios

Galátas

Efesios

Filipenses

Colosenses

1Tesalonicenses

2Tesalonicenses

1Timoteo

2Timoteo

Tito

Filemon



Reconciliación por medio de la muerte de Cristo, 1:15-23.

1:15-20 Él es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación. Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él. 17Y él es antes de todas las cosas, y todas las cosas en él subsisten; 18y él es la cabeza del cuerpo que es la iglesia, él que es el principio, el primogénito de entre los muertos, para que en todo tenga la preeminencia; 19por cuanto agradó al Padre que en él habitase toda plenitud, 20y por medio de él reconciliar consigo todas las cosas, así las que están en la tierra como las que están en los cielos, haciendo la paz mediante la sangre de su cruz.


1:15 Él es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación. Cristo y solo Él, es la imagen (eikón, semejanza), y no solo imagen, sino representante del Dios invisible, en concordancia con Juan 1:18 “A Dios nadie lo ha visto jamás; el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él lo ha dado a conocer”.

Texto controversial

“el primogénito de toda la creación”, Arrio (250-336 d.C.), un hereje declarado comenzó a enseñar que, este texto prueba que Jesús mismo fue un ser creado. Los Testigos de Jehová, entre otros, en el tiempo moderno lo han seguido, despojándolo de su divinidad, a pesar de que dicha postura fue calificada como herética por la mayoría de los cristianos. Su rechazo fue categórico en el Concilio de Nicea en el año 325 d.C. y ratificado en el 2º Concilio Ecuménico, en Constantinopla en el 381 d.C. “Primogénito” tiene el mismo significado que se le da en el AT: el primero en importancia, heredero o supremo (Ex 4:22, Jer 31:9, Sal 89:27) Walvoord, comenta lo siguiente: “primogénito” implica tanto la precedencia de Cristo ante toda la creación (en tiempo) y su soberanía sobre toda ella (en jerarquía)1

16,17 “Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él. 17Y él es antes de todas las cosas, y todas las cosas en él subsisten; La RVC lo expresa así el existía antes de todas las cosas, y por él se mantiene todo en orden:

Pablo aborda el tema de la supremacía de Cristo, ( para la Biblia de Estudio Pentecostal Pag. 1707, es el tema de la Epístola). El amado Hijo (del Padre), es la causa y el propósito de toda la creación, en la expresión “en él”, lo reconoce como precursor y base de todas las cosas, incluyendo los cielos y la tierra; también, todas las cosas que hay en ellos, lo material –visible- y lo inmaterial -invisible-; puntualiza que no hay excepción, ya sean tronos (metonimia usada para designar a los que se sientan en ellos), sean dominios, sean principados, sean potestades, todos estos designan las estructuras de autoridad, espirituales o humanas, buenas o malas. En esta inspirada lista, Pablo declara que absolutamente todo fue creado en Cristo.

El apóstol, enfático, proclama, todo fue creado por medio de él, porque él tiene el poder para crear, y para él, porque tiene derecho y propósitos sobre tolo creado, por eso todas las cosas en él subsisten, porque para cumplir sus propósitos las mantiene. Pablo trata de establecer la igualdad de Cristo, participando en la creación junto al Padre.

Barclay lo sintetiza de la siguiente manera: “Así pues, el Hijo es el principio de la creación, y el fin de la creación, y el poder que mantiene la creación unida; el Creador, el Sustentador y la Meta Final del universo”.3

18y él es la cabeza del cuerpo que es la iglesia, él que es el principio, el primogénito de entre los muertos, para que en todo tenga la preeminencia;

Al referirse a Cristo usando la metáfora de la cabeza, afirma su autoridad, ahora sobre la iglesia. Esta representación es común en el pensamiento del apóstol, ya que “cabeza”, se utiliza tanto para referirse a la parte del cuerpo, así como, para dar la idea de posición, autoridad, dominio, importancia; y aquí tiene el mismo sentido que en 1 Co 11:3 y Efesios 4:15. La iglesia, que es su cuerpo, sobre el cual Él ejerce su autoridad, agrupa a todos los verdaderos creyentes en Él, sea la colectividad universal, o la congregación local.

Cristo es el principio, así lo afirmó Él mismo: “el primero” (Ap 2:1;8). el primogénito de entre los muertos, pues Jesús fue el primero en resucitar con un cuerpo espiritual e inmortal, “primicias de los que murieron es hecho” (1 Co 15:20) El día de su resurrección Cristo llegó a ser la cabeza de la iglesia. Debe decirse que el hecho de que Cristo Jesús sea el primero en resucitar de entre los muertos implica la posterior resurrección de todos aquellos por quienes murió. Todo fue deliberadamente planificado por la bendita trinidad, para que en todo tenga la preeminencia; su supremacía es sobre la creación, sobre su nueva creación -la iglesia- y sobre la misma muerte.

19por cuanto agradó al Padre que en él habitase toda plenitud, 20y por medio de él reconciliar consigo todas las cosas, así las que están en la tierra como las que están en los cielos, haciendo la paz mediante la sangre de su cruz.

Porque así agradó al Padre; y esto no de manera arbitraria, sino debido a que en el Hijo tiene complacencia, debido a su obediencia abnegada, “ no me ha dejado solo el Padre, dijo Jesús, en Juan 8:29, “porque yo hago siempre lo que le agrada” Y Pablo en Filipenses 2:6-11, presenta una de las listas más hermosas sobre la disposición de Cristo para hacerse obediente hasta la muerte; y que en él habitase (como morada permanente), toda plenitud, así lo indica de manera explícita en Colosenses 2:9, “corporalmente toda la plenitud de la deidad”.

Ya que Cristo y sólo Él, tiene supremacía sobre todo y en todo, es el único por medio de quien el Padre, pudo reconciliar consigo mismo todas las cosas. Usando el verbo apokatallásso, que implica un cambio de una posición a otra, refuerza la idea del versículo 13 cuando dice “trasladado”. Por medio de Jesús, el Padre eliminó la distancia entre nosotros y Él, ya que nos reconcilió consigo mismo en términos generales. “todas las cosas, las que están en la tierra como las que están en los cielos haciendo la paz mediante la sangre de su cruz” la humanidad y todas del universo se unifican y armonizan con Cristo (vv. 16-18). “Eso no significa que se reconcilie a todas las personas sin la participación de su voluntad. Siguen siendo enemigas de Dios las que rechazan la reconciliación que les ofrece Cristo, mediante la sangre de su cruz (Romanos 2:4-10)”. (Biblia de Estudio Pentecostal Pág. 1710)

1Walvoord, J. F., & Zuck, R. B. (1996). El conocimiento bíblico, un comentario expositivo: Nuevo Testamento, tomo 3: 1 Corintios-Filemón (p. 226). Puebla, México: Ediciones Las Américas, A.C.

© 2021 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.