LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios

2 Corintios

Galátas

Efesios

Filipenses

Colosenses

1Tesalonicenses

2Tesalonicenses

1Timoteo

2Timoteo

Tito

Filemon





2:11-15 “En él también fuisteis circuncidados con circuncisión no hecha a mano, al echar de vosotros el cuerpo pecaminoso carnal, en la circuncisión de Cristo; sepultados con él en el bautismo, en el cual fuisteis también resucitados con él, mediante la fe en el poder de Dios que le levantó de los muertos. Y a vosotros, estando muertos en pecados y en la incircuncisión de vuestra carne, os dio vida juntamente con él, perdonándoos todos los pecados, anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz, y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz.”


Muy probablemente, la iglesia de Colosas estaba conformada en su mayoría por gentiles, quienes por cuestión cultural no veían la circuncisión de manera obligatoria, y ante eso, el maestro de los gentiles les refiere que ellos “han sido circuncidados” ahora, pero de manera espiritual. Es de entenderse que si el apóstol menciona el tema en la carta, es porque ya los maestros judaizantes los estaban asechando y oprimiendo para que lo hicieran a manera de complemento para su vida cristiana, pero a diferencia de los cristianos de Galacia, al parecer, este consejo no era tanto para completar una salvación, sino como conveniencia para mostrar mayor santidad ante el Señor.

Lo que la circuncisión era para los judíos, el bautismo fue para los cristianos, como una señal clara a todo el mundo de que se obedecía el mandato de Cristo, que ilustra perfectamente la identificación con la muerte y resurrección de Jesús. Nosotros fuimos sepultados con Jesús, y sepultados bajo el agua. Nosotros también hemos sido resucitados con Él, al salir del agua. Jamás el Apóstol declaró que la circuncisión y el bautismo fueran la misma cosa o con el mismo valor, sin embargo, si reafirmó que la circuncisión es innecesaria para la salvación.

Y a vosotros, estando muertos en pecados y en la incircuncisión de vuestra carne, os dio vida juntamente con él, perdonándoos todos los pecados. Perdonándoos es una forma verbal de la antigua palabra griega, charis (gracia), somos perdonados por gracia. Para describir la obra de Jesús en su pueblo salvo, el gran misionero, describe una serie de escenas que eran altamente conocidas en el mundo romano. La palabra griega jeirografón, usada por el apóstol Pablo que se traduce como acta de los decretos, quiere decir literalmente autógrafo, totalmente entendible para los habitantes del siglo I. Esta imagen refiere a una persona que había contraído una deuda y para reconocerlo formal y oficialmente, el mismo deudor la sellaba con su rúbrica, o su firma. De tal forma, que legalmente este hombre estaba atado a una lista interminable de sucesos que el mismo había originado. Lo que el apóstol Pablo estaba transmitiendo era que todos los hombres tenían una deuda rubricada por sus mismos actos corruptos, y lo estaban eternamente, con Dios.

Nota histórica

¿Cuál fue la forma en que Pablo deseaba que sus lectores entendieran el significado de anular? Haciendo uso del verbo exaleifein. Esto se explica de la siguiente manera: el material en que se escribían los documentos antiguos era el papiro, una especie de papel que se hacía con una especie de juncos, o las pieles de ciertos animales; los dos eran bastante caros, y no se podían malgastar. La tinta antigua no contenía alcalinos que dañaran el material, se secaba sobre la superficie del papel sin descomponerlo como hace la tinta moderna. En ocasiones el escriba, para ahorrar papel, usaba un papiro o pergamino de segunda mano, es decir, que ya estaba escrito. Para limpiarlo y hacer uso nuevo de éste, se servía de una esponja y borraba lo que estuviera escrito. Como la tinta estaba sólo en la superficie del papel, se podía dejar como nuevo.

Nota Doctrinal

Así explicó el apóstol, la gracia del cordero, quien con su sangre borró la interminable lista de pecados; al grado que parecía como si nunca hubieran sido escritos en contra nuestra. Y para confirmación de esta nueva libertad, la clavó en la cruz para que los seres espirituales contrarios fueran notificados, algo similar a lo que hacían los romanos al exhibir una cancelación de ley. La colgaban en una tabla, traspasada con un clavo que la sostuviera, de tal manera que todos los ciudadanos interesados pudieran leerla y fueran notificados de manera oficial. Se canceló tu condena. ¡Gloria a Dios!

Se podrían mencionar tres fuerzas poderosas que se opusieron férreamente contra el ministerio de Cristo, hasta llevarlo a la muerte: el poderoso imperio romano, quien ejecutó la muerte más denigrante que pudieran mostrar al condenado; los religiosos de la nación de Israel, quienes no aceptaron al Mesías y pidieron crucificarlo como muestra absoluta de su rechazo a su ministerio; y por última, las fuerzas espirituales satánicas que obraron en todo tiempo contra Jesús. Los tres unidos y los tres vencidos a la vez. Jesús, ahora sentado a la diestra del Padre, significa que está reinando igual en poderío y majestad y que también intercede por los creyentes como sacerdote fiel que puede compadecerse de los suyos; y ahora, como Señor de su pueblo en toda la tierra.

y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz.” “Los despojó, esto quiere decir, quitarle las armas y la armadura a un enemigo vencido. De una vez para siempre Jesús quebrantó su poder. Los expuso a la vergüenza pública y los llevó cautivos en su desfile triunfal. La alegoría se refiere al triunfo de un general romano que hubiera obtenido una victoria importante y se le concediera desfilar con su ejército victorioso por las calles de Roma llevando tras sí a los reyes y gobernantes de los pueblos que había vencido. Los mostraba públicamente como su botín. Pablo piensa en Jesús como conquistador desfilando en un triunfo cósmico, y lleva detrás los poderes del mal, para que todos los puedan ver derrotados para siempre.

© 2021 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.