LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios

2 Corintios

Galátas

Efesios



La unidad del Espíritu Efesios 4: 1-16
4: 8-11 “Por lo cual dice: Subiendo a lo alto, llevó cautiva la cautividad, Y dio dones a los hombres. 9Y eso de que subió, ¿qué es, sino que también había descendido primero a las partes más bajas de la tierra? 10 El que descendió, es el mismo que también subió por encima de todos los cielos para llenarlo todo. 11Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros”.


”. 4:8 “Por lo cual dice: Subiendo a lo alto, llevó cautiva la cautividad, Y dio dones a los hombres”. Pablo aquí está citando el Salmo 68:18 que dice: “Subiste a lo alto, cautivaste la cautividad, tomaste dones para los hombres, y también para los rebeldes, para que habite entre ellos Jehová Dios”. El Salmista originalmente escribió: “tomaste dones para los hombres”, sin embargo, Pablo escribió: dio dones a los hombres, presentándose aquí una aparente contradicción. Según Mathew Henry el verbo hebreo, “laqaj” que se usó en el Salmo 68:18 se tradujo como “tomaste”, siendo que tal verbo tiene un significado ambivalente y es “tomaste para dar”. A fin de resolver esta aparente contradicción, M.Henry presenta en su comentario la traducción más aproximada, en su concepto: “Subiste a lo alto aprisionando a los hombres que trajiste como cautivos. Tomaste hombres como dones y también los donaste para tu pueblo y aún para los gentiles, para que habite Jehová entre ellos”.

Entendido así el texto citado por Pablo en Efesios 4:8, se desprende que esos cautivos somos los creyentes que desde nuestra salvación quedamos como servidores voluntarios, y que cual dones en botín de guerra, Dios los recibe y luego los regala a la iglesia.

4:9“Y eso de que subió, ¿qué es, sino que también había descendido primero a las partes más bajas de la tierra? Este es un pasaje que confirma lo que en otras partes de las Sagradas Escrituras se revela, y es precisamente el hecho que existía un sitio en lo profundo de la tierra a donde Jesús descendió al morir en la cruz.

En Mateo 12:40 Jesús anunció: “como estuvo Jonás en el vientre del gran pez tres días y tres noches, así estará el Hijo del Hombre en el corazón de la tierra tres días y tres noches” Otros textos lo confirman: Salmo 16:10, Heb 2:14,15.
Los cautivos que fueron “tomados”, (Sal 68:18) fueron todos los santos que habían muerto, desde Abel hasta Cristo. Ellos estaban vivos en alma y espíritu, desde que murieron físicamente, lo cual prueba la importante enseñanza bíblica de la inmortalidad del alma. Cristo no habría “llevado” almas muertas.

Ahora, cuando un cristiano muere, ya no va a las partes bajas de la tierra, como antes de Cristo, sino que es trasladado directo a los cielos, a esperar la resurrección del cuerpo.( 2 Co 5:6-8; Fil 1:21-24; Heb 12:22,23: Ap 6:9-11).

4:10,11 “El que descendió, es el mismo que también subió por encima de todos los cielos para llenarlo todo. 11Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros…” En el Salmo 68:18, se está hablando de Dios como rey guerrero que subió a lo alto con la multitud de cautivos que capturó después de su triunfo en la batalla verificada en El Calvario. ¿Quién es este Rey guerrero que subió a lo alto? Es aquel que también había descendido a las partes más bajas de la tierra, y no es otro, sino Cristo. También es el único que subió por encima de todos los cielos para llenarlo todo. Es Cristo de quien se está hablando en este Salmo. Él es el que constituyó a unos apóstoles, a otros profetas, a otros evangelistas y a otros pastores y maestros.

Este equipo de cinco ministerios es indispensable para el desarrollo de la iglesia. Tales ministerios deben ser aceptados y respetados como un regalo de Dios.

La revisión que Valera hizo de la traducción de Casiodoro de Reina en 1602, dice en este texto: “Y él mismo dio unos, ciertamente apóstoles; y otros, profetas; y otros, evangelistas; y otros, pastores y doctores;” Además Cipriano de Valera, en su completa revisión a Casiodoro de Reina, su amigo, no tradujo “constituyó” sino “dio”. Dios dio a esos hombres de los cinco ministerios como dones, como un regalo suyo para la iglesia. Saber que Dios “dio” esos hombres como un regalo, tiene una distinta connotación que “constituyó”. Esos ministerios no son un don que Dios da a ciertos hombres como los dones del Espíritu Santo, sino que son hombres con ministerios santos e inherentes a sus personas. Ser Apóstol, Profeta, Evangelista, Pastor o Maestro (doctor), revela que no es que Dios haya dado habilidades especiales a los hombres, sino que dio hombres especiales a la iglesia como regalo para la edificación de su propio cuerpo. Visto de esta manera podemos justipreciar el desempeño de estos ministerios y ser capaces de valorarlos y no menospreciarlos, mucho menos Tratarlos con sarcasmo o burla.

Es notable lo que el Salmo 68:18b, expresa: “Y también para los rebeldes, para que habite entre ellos Jehová Dios”, indicando que la operación activa de esos cinco ministerios hace que “Dios habite entre”, o “sea cercano a”, es decir a aquellos hombres, los redimidos de la iglesia que en otro tiempo eran “extraños o rebeldes”.

• Esta cercanía se manifiesta de manera real y verdadera en el ministerio de los apóstoles (revelación apostólica).
• Con los profetas (proclamación profética) en el sentido general para la iglesia y en el sentido particular para cada creyente. La Biblia registra la existencia de profetas neotestamentarios en Hechos 13: 1-3. (Ver el desempeño de Agabo en Hechos 21: 10-12).
• Dios se manifiesta mediante la unción especial del evangelista que opera milagros y maravillas que impactan y persuaden a los hombres para que crean y se salven.
• El Señor desde luego se hace cercano mediante el cuidado especial y sabio que el pastor proporciona a cada oveja guiándole, animándole y afirmándole en la fe.
• El maestro, o doctor, es aquel que despliega una función especial desentrañando el significado de las escrituras, poniéndolas al alcance de los neófitos o de los avanzados, para su desarrollo en el Señor.
Son hombres especiales dados personalmente como regalo para la iglesia. Es por ello que todos los creyentes deben saber que: 1.- Existen. 2.- Son de Dios. 3.- Deben ser aceptados y honrados como tales.



© 2020 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.