LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios

2 Corintios

Galátas

Efesios

Filipenses

Colosenses

1Tesalonicenses

2Tesalonicenses

1Timoteo

2Timoteo

Tito

Filemon



EPÍSTOLA DEL APÓSTOL PABLO A FILEMÓN

El ruego de Pablo a Filemón por Onésimo. 1: 8-22.
1:12-18 “El cual vuelvo a enviarte; tú, pues, recíbele como a mí mismo. 13Yo quisiera retenerle conmigo, para que en lugar tuyo me sirviese en mis prisiones por el evangelio; 14pero nada quise hacer sin tu consentimiento, para que tu favor no fuese como de necesidad, sino voluntario.15Porque quizá para esto se apartó de ti por algún tiempo, para que le recibieses para siempre; 16no ya como esclavo, sino como más que esclavo, como hermano amado, mayormente para mí, pero cuánto más para ti, tanto en la carne como en el Señor. 17Así que, si me tienes por compañero, recíbele como a mí mismo. 18Y si en algo te dañó, o te debe, ponlo a mi cuenta”.


Onésimo, había hecho mal al salirse de la casa de su amo, y había llegado el tiempo de corregir esa falla, por “el cual vuelvo a enviarte” Pablo lo envía de regreso con un ruego más: —“recíbelo como a mí mismo”, Pablo quería que lo tratara bien, con amabilidad, no con la rigidez, y frialdad de la ley romana aplicable en esa materia, en la cual, a un esclavo fugitivo se le sentenciaba a la crucifixión o bien se le marcaba con un hierro, la letra F de fugitivo, en su frente. Con tal persuasión y manera de pedir las cosas. ¿Habría forma para no complacer a su padre espiritual?

Mucha confianza se ganó Onésimo con Pablo, de manera que él lo quería retener para que le sirviera, colocándolo en el mismo nivel de Filemón. — “Yo quisiera retenerlo conmigo para que en lugar tuyo (gr. Jyper: sustitución), me sirviese en mis prisiones por el evangelio”. Lo que podría hacer Filemón, lo estaba haciendo Onésimo: servir de asistente a Pablo, preso por la causa de Cristo.

El Apóstol Pablo no deseaba que Filemón se sintiera obligado en ninguna manera a liberar a Onésimo, para que él lo tuviera a su servicio, —“pero nada quise hacer si tu consentimiento”, Pablo no quería que fuera por necesidad, sino voluntariamente (gr. Jekousion) ya que los dos entendían muy bien la ética del evangelio, es decir, no ser esclavos de los hombres, sino solamente de Cristo. Todo lo que se haga por el Señor Jesucristo no debe de ser forzado, debe realizarse siempre con el mayor amor cristiano.

Las apelaciones de Pablo a favor de Onésimo ante Filemón, en los versículos anteriores, fueron emocionales; pero en esta última intercesión, se dirige más al razonamiento, fundamentado en las cláusulas de la ley de Moisés sobre la esclavitud —“porque quizás para esto se apartó por algún tiempo, para que le recibieses para siempre” buscando que Filemón entendiera el propósito de Dios para su pobre esclavo, originando que a su regreso lo tuviera para siempre, pero ahora por amor, ya no con una horadación en su oreja, producida por una lesna, sino por una “lesna de gratitud”. (Deuteronomio 15:12-18)

Pablo le regresó a Onésimo a Filemón, ya no como esclavo sino como un hermano; es decir, ya no encajaba la relación amo-esclavo, sino posiblemente, una insinuación a que lo emancipara. En este sentido la pregunta surge: ¿Cómo puede ser mi hermano y al mismo tiempo mi esclavo?, pensando Pablo, tal vez, en la concepción del Antiguo Testamento, en donde los Israelitas no podían tener permanentemente esclavos entre sus hermanos hebreos, sino que los liberaban, según se establecía en Levítico 25:39-46 y Deuteronomio 15:12-18. Debe decirse que en Colosenses 4:9, también Pablo llama a Onésimo “amado, mayormente para mí”. El Apóstol apreciaba mucho al esclavo y así esperaba que Filemón sintiera esa relación: “cuánto más para ti, tanto en la carne como en el Señor.

Nota sociológica:

la epístola de Filemón trata del problema de la esclavitud en el Imperio Romano. Sin embargo, esta carta llegó a ser un manifiesto, un legado para la eliminación de esta cruel práctica, al correr el tiempo finalmente se llevó a su total proscripción en todos los países del mundo. En el tiempo actual, quedaron plasmados los sentimientos del gran Apóstol Pablo en las Constituciones de muchos países de occidente. Un ejemplo de ello es la carta magna de los Estados Unidos Mexicanos en el artículo primero de su párrafo cuarto, que dice a la letra: “Está prohibida la esclavitud en los Estados Unidos Mexicanos. Los esclavos del extranjero que entren al territorio nacional alcanzarán, por este solo hecho, su libertad y la protección de las leyes”

La apelación de Pablo es sustitutoria y muy singular, porque coloca a Onésimo en su posición o categoría, incluso al nivel del mismo Filemón,. —“así que, si me tienes por compañero, recíbele como a mí mismo”. En palabras parafraseadas le decía: “si soy tu socio en la predicación del evangelio trata a Onésimo como me tratarías a mí; yo sé que él es un fugitivo, no obstante, ahora es mi hijo, al igual que tú, el cual engendré en mis prisiones”

Según da a entender el texto, cuando Onésimo salió de la casa de Filemón hurtó algo de su propiedad o por todo el tiempo que se ausentó y no trabajar para él, daño su patrimonio. Esto ameritaba una restitución. —“Y si en algo te daño, o te debe, ponlo a mi cuenta” del griego elloga, un término contable. Pablo como un buen negociador se presenta aquí, y ofrece pagar cualquier pérdida que le haya ocasionado Onésimo.

Nota doctrinal:

la epístola de Filemón es un escrito personal, sin embargo, el Apóstol de los gentiles introduce conceptos teológicos:

• Salvación, “lo engendré en mis prisiones” (v. 10),
• Sustitución “recíbelo como a mí mismo” (v. 17)
• Imputación “si algo te debe ponlo a mi cuenta” (v. 18),
• Redención, “tú mismo te me debes” (v.19).

Son conceptos doctrinales que expresan la incomparable Obra redentora.

© 2021 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.