LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios

2 Corintios

Galátas

Efesios

Filipenses



Para mí el vivir es Cristo, Fil 1:12-30

1:12-20 “Quiero que sepáis, hermanos, que las cosas que me han sucedido, han redundado más bien para el progreso del evangelio, de tal manera que mis prisiones se han hecho patentes en Cristo en todo el pretorio, y a todos los demás. Y la mayoría de los hermanos, cobrando ánimo en el Señor con mis prisiones, se atreven mucho más a hablar la palabra sin temor. Algunos, a la verdad, predican a Cristo por envidia y contienda; pero otros de buena voluntad. Los unos anuncian a Cristo por contención, no sinceramente, pensando añadir aflicción a mis prisiones; pero los otros por amor, sabiendo que estoy puesto para la defensa del evangelio. ¿Qué, pues? Que no obstante, de todas maneras, o por pretexto o por verdad, Cristo es anunciado; y en esto me gozo, y me gozaré aún

19Porque sé que por vuestra oración y la suministración del Espíritu de Jesucristo, esto resultará en mi liberación, conforme a mi anhelo y esperanza de que en nada seré avergonzado; antes bien con toda confianza, como siempre, ahora también será magnificado Cristo en mi cuerpo, o por vida o por muerte.”


A pesar de estar encarcelado, sin oportunidad alguna de moverse libremente por el mundo para compartir las buenas nuevas de Jesucristo, su testimonio de vida se había hecho patente en Cristo en todo el pretorio, que aun cuando estaba bajo seguridad por parte de la guarda romana, no dejaba de compartir a Cristo. Recuérdese lo que el escritor Lucas narra en Hechos 28:30 “el apóstol Pablo permaneció dos años enteros en una casa alquilada, y recibía a todos los que a él venían, predicando el reino de Dios y enseñando acerca del Señor Jesucristo, abiertamente y sin impedimento”. Sin duda, el apóstol Pablo no perdía el tiempo y aprovechaba cada situación para anunciar el evangelio de Cristo a todo aquel que lo escuchara.

Nota histórica

Tal fue el caso del Señor Jesucristo cuando fue llevado al pretorio (Mt 27:15-31) después de haber estado en un juicio ante Pilato. Fue en el pretorio donde su cuerpo de nuevo pasó por sufrimiento y donde fue preparado con aquella vestimenta y corona de espinas indignas de El para dirigirse al momento de su crucifixión. Según el comentario bíblico siglo XXI, la palabra “pretorio”, traducida a veces como “palacio de la guardia” o “palacio”, fue originalmente una tienda o carpa del pretor en el campo de batalla romano. Luego vino a ser usada para designar la residencia de un gobernador en un centro provincial. El apóstol Pablo pudo ver la mano de Dios, pues a pesar de estar encarcelado, pudo escribir, por inspiración del Espíritu Santo, las teológicas cartas, llamadas “de la prisión” que son de inigualable edificación para la Iglesia.



“la mayoría de los hermanos, cobrando ánimo en el Señor con mis prisiones, se atreven mucho más a hablar la palabra sin temor”. El apóstol siendo inspiración para muchos creyentes vuelve a afirmarlo, comenta que los santos han cobrado ánimo por seguir compartiendo el evangelio de Jesucristo a pesar de lo que pueda pasarles, aun que ellos mismos pueden caer también a la cárcel.

“Algunos, a la verdad, predican a Cristo por envidia y contienda; pero otros de buena voluntad”.
Algunos tenían envidia del apóstol por el gran ministerio que ejercía o por solo debatir sobre aquellas enseñanzas firmes que el apóstol Pablo había impartido a la iglesia (Ro 14:1, 1 Co 3:10-15, 1 Co 9:1, 2 Co 11:1-4). En muchas de las cartas aparece el tema de los judaizantes, a quienes el apóstol refutaba y exhortaba a no enseñar cosas que Dios no había mandado, distorsionando el santo evangelio y confundiendo a la iglesia.

A su vez, el apóstol Pablo hace notar que existen otros que son verdaderos creyentes que también están anunciando el evangelio de Jesucristo, éstos podrían ser aquellos que un versículo anterior se dice que tomando el ejemplo de Pablo se disponían a abrir su boca para enseñar y alcanzar almas para Cristo.

“Los unos anuncian a Cristo por contención, no sinceramente, pensando añadir aflicción a mis prisiones; pero los otros por amor, sabiendo que estoy puesto para la defensa del evangelio”.

Estos malos obreros a los cuales el apóstol Pablo menciona como hombres que anuncian a Cristo por contienda, no sinceramente, son hombres que no tienen el fruto del Espíritu Santo (Gá. 5:22-23) más bien sus obras son de la carne, manifestando contiendas, disensiones y envidias (Gá. 5:19-21), añadiendo aflicción de espíritu al apóstol, quien aun estando encerrado veía por el bienestar de la iglesia y no aceptaba que tales hombres vinieran a dañarlos con sus falsas enseñanzas.

Para Meditar

Qué disfuncional realidad existe. Encontrar predicadores, que pudieran invertir sus conocimientos y talentos en predicar un evangelio bíblico y salvífico, y malgastan su tiempo en contradecir a predicadores reconocidos, nada más porque no son de “mi iglesia” o de “mi denominación”. Ya sucedió en tiempo de Jesús, cuando los discípulos discutían sobre quien ”había de ser el mayor” según se narra en Marcos 9: 34-40. Seguido a esa discusión, Juan “el discípulo amado”, le comentó al Maestro: “hemos visto a uno que en tu nombre echa fuera demonios, pero él no nos sigue; y se lo prohibimos, porque no nos seguía”. Pero Jesús dijo: “no se lo prohibáis; porque ninguno hay que haga milagro en mi nombre, que luego pueda decir mal de mí. Porque él que no es contra nosotros, por nosotros es”. En el mismo espíritu de Cristo, Pablo pregunta: 18¿Qué, pues? Que no obstante, de todas maneras, o por pretexto o por verdad, Cristo es anunciado; y en esto me gozo, y me gozaré aún”



19Porque sé que por vuestra oración y la suministración del Espíritu de Jesucristo, esto resultará en mi liberación, 20conforme a mi anhelo y esperanza de que en nada seré avergonzado; antes bien con toda confianza, como siempre, ahora también será magnificado Cristo en mi cuerpo, o por vida o por muerte.”

© 2020 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.