LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios

2 Corintios

Galátas

Efesios

Filipenses



El Espíritu se recibe por la fe, Gálatas 3:1-5

3:2-5 “Esto sólo quiero saber de vosotros: ¿Recibisteis el Espíritu por las obras de la ley, o por el oír con fe? 3¿Tan necios sois? ¿Habiendo comenzado por el Espíritu, ahora vais a acabar por la carne? 4¿Tantas cosas habéis padecido en vano? si es que realmente fue en vano. 5Aquel, pues, que os suministra el Espíritu, y hace maravillas entre vosotros, ¿lo hace por las obras de la ley, o por el oír con fe?”


Pablo confronta a las iglesias de Galacia (Antioquía de Pisidia, Iconio, Listra, Derbe) con una serie de preguntas referente al Espíritu Santo que habían recibido, no por obedecer a la ley judía sino por la fe en el Señor Jesucristo, y gracias a ellos fue como pudieron recibir al Espíritu Santo, lo cual incluye el bautismo y las subsiguientes operaciones especiales del Espíritu.

Después Pablo les llama necios, El diccionario de la RAE aplica la palabra necio a “una persona ignorante que no sabe lo que debe hacer, terco en lo que hace o dice y falto de razón”. Con esto, el apóstol les enfatiza a los gálatas que si empezaron su vida cristiana en el poder del Espíritu Santo, experimentando su presencia a cada paso, ¿Por qué ahora están dando marcha atrás volviendo a cumplir las leyes judías que ya no eran necesarias para la salvación? ¿Habiendo comenzado por el Espíritu, ahora vais a acabar por la carne?, les dice.

El apóstol también les hace ver sobre su buena condición hasta el momento, recalcando que si han padecido por la causa de Cristo, eso no ha sido en vano, a su debido tiempo tendrán recompensa.

“Aquel que os suministra el Espíritu, y hace maravillas entre vosotros”. Aquel que ya hizo todo el trabajo en la cruz del Calvario tiene el poder de proveer al Espíritu Santo y hacer maravillas. Es decir el recibimiento del Espíritu Santo no fue sólo una obra interior invisible, sino una experiencia que se revelaba con poder divino: los dones otorgados por el Espíritu que dan respaldo para ganar a los perdidos y autoridad para dirigirlos cuando se incorporan a la iglesia.

Para Meditar

la presencia del Espíritu Santo en la vida del creyente, trae consigo la facultad de hacer lo correcto, tener interés por agradar a Dios y recordar las palabras del Señor Jesucristo de que iba a estar con los suyos todos los días hasta el fin del mundo. Muchas disciplinas como la oración, el ayuno, el estudio bíblico, la asistencia regular a la casa del Señor, ayudar a crecer, y dar lugar a la presencia del Santo Espíritu.


© 2020 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.