LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios

2 Corintios

Galátas

Efesios

Filipenses



4:6,7 “Y por cuanto sois hijos, Dios envió a vuestros corazones el Espíritu de su Hijo, el cual clama: ¡Abba, Padre! Así que ya no eres esclavo, sino hijo; y si hijo, también heredero de Dios por medio de Cristo.”


~Abba es una palabra que pertenece a la lengua aramea cuyo significado es “papá”.

“Abba, palabra siriaca que significa padre, de pronunciación fácil para los niños pequeños, y que expresa la peculiar ternura, familiaridad y confianza del amor que liga a los padres con los hijos…” 4

Una vez adoptados (hijos por adopción). El Padre celestial envía el Espíritu de Cristo, que es Hijo de Dios, e impulsa al cristiano a exclamar: “Abba, Padre”. Permitiendo que le hable al Padre con la familiaridad con la que Cristo le habla.

En estos dos versículos, es posible observar seis privilegios que el cristiano obtiene por la adopción:
• Recibe el Espíritu de Cristo,
• El cual permite decirle a Dios: “papá”
• Aceptado en la familia celestial
• Deja de ser esclavo.
• Jesús pasa a ser su hermano.
• Se hace heredero con Cristo.

Nota doctrinal

: Dios envió a vuestros corazones el Espíritu de su Hijo. Es una expresión que rebela algo sobrenatural: el Espíritu de Cristo realmente entra al corazón humano, para quedarse. A fin de que el creyente viva realmente una nueva vida, una vida transformada. No debe considerarse una frase ligera, cuando alguien dice: “Yo tengo a Cristo en mi corazón”. Jesús lo dijo bien claro: “bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios” (Mateo 5:8)


“En todo el segmento de Gálatas 4: 1-7, el apóstol le hace ver a los fieles de Galacia la gran ventaja, que el régimen de la gracia le lleva al régimen de la Ley” 5

La gracia concede a Jesús como el Salvador una multitud de promesas, beneficios y privilegios. La fe que no se pone en Jesús, inhabilita para heredar esas promesas, tal como ocurre a un niño heredero y a un esclavo, los cuales no pueden heredar, por el estado en que se encuentran.

Los hermanos de Galacia estaban en riesgo de perder su fe en el evangelio de la gracia. Para el apóstol Pablo era muy doloroso, pues eran sus hijos espirituales, a los cuales había enseñado la sana doctrina. El apóstol en el capítulo 1:7 hace referencia a personas que les estaban perturbando, tratando de pervertir el evangelio de Cristo.

En Gálatas 2:4,5, Pablo defiende su ministerio y manifiesta que ni él ni Tito, fueron seducidos por esos falsos hermanos: “Y esto a pesar de los falsos hermanos introducidos a escondidas, que entraban para espiar nuestra libertad que tenemos en Cristo Jesús, para reducirnos a esclavitud, a los cuales ni por un momento accedimos a someternos, para que la verdad del evangelio permaneciese con vosotros.”

4 W.W. Rand. Diccionario de la Santa Biblia. p.9
5 Matthew Henry. Comentario Bíblico. p.1662



© 2020 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.