LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios

2 Corintios

Galátas

Efesios

Filipenses

Colosenses

1Tesalonicenses

2Tesalonicenses

1Timoteo

2Timoteo

Tito

Filemon

Hebreos

Santiago

1Pedro



EPÍSTOLA A LOS HEBREOS



Escritores:
Eliud Asaf Montoya
Adolfo Castillo Mata
B. Elizabeth Ramírez Rosales
Annie Ramírez González

Editores:
Luis Fernando Caballero C.
B. Elizabeth Ramírez Rosales
Rev. David L. Aguillon
Dr. Teófilo J. Aguillón

Diseño y Relaciones Públicas:
Joel Aguillón y Rubén D. Aguillón

Introducción
Hoy en día la iglesia necesita las enseñanzas ofrecidas en la Ley y prescripciones del Antiguo Testamento, que bellamente la Epístola a los Hebreos relaciona con Cristo y el evangelio de salvación.

Martín Lutero y los reformadores tomaron de Hebreos, tres principios: - No sacrificio, sino el calvario.
- No sacerdote, sino Cristo.
- No el confesionario, sino el trono de la gracia (4:14-16).

Ningún otro Libro o Carta contextualiza tan bien y detalladamente como se hace en esta epístola, las enseñanzas y prácticas del Antiguo Testamento, en relación con la vida y obra de Jesucristo. El autor se encarga de mostrar como la perfección y plenitud se alcanzan con la luz plena de Jesús, que se encontraba oculta tras la cortina del Antiguo Testamento. Algunos teólogos le llaman el quinto evangelio, porque los primeros cuatro hablan de lo que Jesús hizo en la tierra y éste habla de lo que está haciendo en el cielo. También se le asocia con la Epístola a los Romanos que revela la necesidad de la fe cristiana, al mismo tiempo que Hebreos revela la Superioridad del Hijo de Dios y las advertencias de apartarse de Él.

En esta carta aparece repetidamente el vocablo griego Kreítton traducido como mejor, superior, una comparativa que hace notar de manera muy marcada y sin lugar a duda que se habla de algo mejor, más noble o superior que la semejanza. Este vocablo se utiliza al menos 11 veces a lo largo de la carta con lo que se establece una y otra vez la supremacía que tiene Cristo y su evangelio sobre la ley y todo el Antiguo Testamento. Otro vocablo muy utilizado por el autor es teleió que al traducirse como “ayudar a mostrar la perfección”, en algo que está completamente acabado y a lo que ya no hay que añadirle nada. Ambas palabras y su repetición permiten que el lector reconozca, comprenda y acepte la plenitud del evangelio de Cristo, su vida y su ministerio, por sobre las sombras que se podían visualizar en el pasado.

Los judíos tenían el concepto de que era peligroso acercarse a Dios. Esto había pasado de generación a generación desde el tiempo de Moisés, cuando Dios declaró “El hombre no puede verme y seguir vivo”. Esta convicción se perpetuó al paso del tiempo con el hecho de que los sumos sacerdotes entraban al lugar santísimo con una especie de campanilla y atados con un lazo por si caían muertos en ese mismo instante, y tenían que ser sacados, sin que nadie entrara allí. Esa era la debilidad más grande del antiguo pacto, por ello era y sigue siendo tan difícil para los judíos disfrutar de un acceso tan sencillo, completo y pleno ante el Dios que los puede fulminar. Esa es la bendición de los cristianos, quienes han entendido que Dios se hizo carne para guiarles ante el trono de la gracia, en un camino más sencillo y sin peligro de morir por no realizar los sacrificios del antiguo pacto; porque el Dios hecho carne, Jesucristo, ya lo hizo de una vez y para siempre.

Esta carta permite una mayor comprensión del nuevo testamento al ver como las sombras y figuras borrosas toman total sentido en el cumplimiento perfecto en Cristo.

Estilo: El autor muestra una obra artística y literaria con un lenguaje exquisito en gramática y redacción, en el que se utiliza un griego koiné literario, iniciado como un tratado, seguido como un buen sermón teológico y concluido como una carta. Un sermón perfectamente redactado para atraer la atención de los lectores, cautivarlos y llevarlos al descubrimiento del panorama completo del plan de redención.

Autor: Es la única epístola que no tiene el nombre del autor dentro de la misma, o plenamente identificado. Es muy probable que los primeros cristianos si lo supieran, pero con el paso del tiempo se hizo cada vez más difícil reconocer la autoría de alguna persona en particular.

Aún en la actualidad, muchos creyentes suelen adjudicar la autoría de esta carta al Apóstol Pablo, sin embargo, hay algunos detalles de gramática y escritura que no encajan con su estilo por lo que no se puede asegurar paternidad paulina.

Tertuliano, uno de los mayores teólogos del siglo III, atribuye la carta a Bernabé originario de Chipre, cuyos habitantes eran reconocidos por su excelente manejo del griego. Y sin duda esta carta está escrita con la mejor gramática griega de todo el Nuevo Testamento. Bernabé también era levita por lo que su conocimiento de los temas abordados en la carta, encajaría muy bien con la labor sacerdotal que por herencia le correspondería y podría ofrecer conocimientos más amplio que otros judíos. El punto en contra de esta teoría es que siendo tan conocido su nombre, no estuviera en la carta de manera directa y clara.

Lutero y otros contemporáneos al final de la Edad Media, daban su voto a favor de Apolos, quien era judío elocuente, entendido, lleno del Espíritu y conocedor de la Palabra. El autor sin duda alguna tenía estas cualidades, pero no hay algo interno o externo que asegure que fue Apolos.

A principios de 1900 surgió otra suposición del probable autor de la carta, puesta sobre la mesa por el teólogo alemán Adolf von Harnack, quien apostaba a favor de Priscila, la esposa de Aquila. Según Harnack la carta no lleva nombre porque quien realmente lo escribió fue una mujer, y en ese tiempo no era bien visto que ellas llevarán en sus hombros las cosas de Dios. Alabamos al Señor porque el ministerio de la mujer ahora es reconocido, respaldado y respetado.

Orígenes, teólogo de la iglesia primitiva guiado por el Espíritu Santo, planteó en su tiempo: “Sólo Dios sabe con certeza quien es el autor”

Destinatarios: La Epístola no dice de manera específica a quien se dirige, pero sí permite conocer algunas características de ellos. La iglesia no era de reciente formación (5:12), había pasado por momentos de persecución (10:32-34) y era muy generosa (6:10). Sin duda alguna estos datos no conducen a un conocimiento pleno pero se puede identificar también que los destinatarios eran personas que no estaban creciendo espiritualmente y tenían un tipo de estancamiento o retroceso en el desarrollo. De forma plena se puede asegurar que está escrita para cristianos que provenían de la tradición judía y que de alguna forma sentían una confrontación interna entre seguir a Cristo o volverse al antiguo pacto que era un camino más seguro a sus mentes, todavía llenas de la ley.

Lugar y fecha: La carta menciona “Los de Italia os saludan”(13:24). Aunque la idea de pensar que escribe desde algún otro lugar donde hay una colonia de italianos, ha sido aceptada; es mucho más aceptada la proposición de que haya sido escrita desde Italia ya que la enseñanza de Hebreos 13:9, coincide con la problemática social y religiosa que presentaba la iglesia en Roma (Rom 14:1-23). Sólo es una conjetura ya que la carta tampoco lo marca de manera clara.

Sobre la fecha en que se escribió se ha considerado que fue entre la persecución de Nerón a la iglesia en el 64 d.C. antes de la destrucción del templo en el 70 d.C. ya que en algunos pasajes (10:11; 13:11) se mencionan los ritos y oficios del sacerdote como algo que era todavía vigente para el tiempo de su escritura. Una fecha posterior sería imposible, si el templo ya había sido destruido y con ello interrumpido el desarrollo de los sacrificios.

Propósito: Mostrar la plenitud de la supremacía de Jesús sobre los profetas, los ángeles, Moisés, Josué, Aarón y todo el ritual de judaísmo, exhortando a los cristianos a seguir adelante en el camino y actuar como verdaderos seguidores de Jesús. Ayudar a los creyentes, que habían salido del judaísmo, y tenían aún dudas si convenía volver a las tradiciones y a la ley. Aún cuestionaban la superioridad de Cristo sobre el antiguo pacto. Por eso esta carta fue tan importante para esa comunidad y lo sigue siendo para los creyentes actuales.

Palabras claves: Mejor y Superior

Bosquejo:
I. INTRODUCCIÓN (1:1-4)
Dios ha hablado por su hijo (1:1-4)

II. PRIMERA PARTE: PRUEBAS Y ADVERTENCIAS (1:5-10:39)
1.-Primera prueba de superioridad: El hijo superior a los ángeles (1:5-14)
2.-Primera advertencia: Una salvación tan grande (2:1-4)
3.-Confirmación de la primera prueba: El autor de la salvación (2:5-18)
4.-Segunda prueba de superioridad: Jesús es superior a Moisés (3:1-6)
5.-Segunda advertencia: El reposo del pueblo de Dios (3:7-4:13)
6.-Tercera prueba de superioridad: Jesús el gran sumo sacerdote (4:14-5:10)
7.-Tercera advertencia: Advertencia contra la apostasía (5:11-6:20)
8.-Cuarta prueba de superioridad: El sacerdocio de Melquisedec (7:1-28)
9.-Quinta prueba de superioridad: El mediador del nuevo pacto (8:1-9:22)
10.-Sexta prueba de superioridad: El sacrificio de Cristo que quita el pecado (9:23-10:25)
11.-Cuarta advertencia: Advertencia al que peca deliberadamente (10:26-39)

III. SEGUNDA PARTE: LA CONFIRMACIÓN DE TODO EL ANTIGUO TESTAMENTO (11:1-12:29)
1.-Grandes seguidores de Cristo en el AT: La fe (11:1-40)
2.-La exhortación más grande: Puestos los ojos en Jesús (12:1-11)
3.-Consecuencia de quedarse en el pasado: Los que rechazan la gracia de Dios (12:12-29)

IV. TERCERA PARTE: SIENDO CONGRUENTES CON LA NUEVA VIDA (13:1-19)
Deberes cristianos (13:1-19)
V. CIERRE (13:20-25)
Bendición y salutaciones finales (13:20-25)



© 2021 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.