LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios

Hechos



Pablo y Bernabé en Antioquía de Pisidia, Hch 13: 13-52.

Hechos 13:14-17
"Ellos, pasando de Perge, llegaron a Antioquía de Pisidia; y entraron en la sinagoga un día de reposo y se sentaron. Y después de la lectura de la ley y de los profetas, los principales de la sinagoga mandaron a decirles: Varones hermanos, si tenéis alguna palabra de exhortación para el pueblo, hablad. Entonces Pablo, levantándose, hecha señal de silencio con la mano, dijo: Varones israelitas, y los que teméis a Dios, oíd: El Dios de este pueblo de Israel escogió a nuestros padres, y enalteció al pueblo, siendo ellos extranjeros en tierra de Egipto, y con brazo levantado los sacó de ella"


Llegando a Antioquía de Pisidia, la cual estaba en la parte sur de la región que los romanos conocían como Galacia y que había sido fundada por Seléuco Nicátor y su hijo Antíoco (301-281 A.C). Más tarde, cuando el reino gálata llegó a ser una provincia romana en el 25 A.C., Antioquía formó parte de ella. En esta importante ciudad se estableció una gran colonia de judíos prósperos e influyentes con una gran sinagoga, la cual fungía como centro de enseñanza, una fuente de ayuda para las necesidades de la comunidad, un lugar de reuniones y una corte de justicia. Las sinagogas llegaron a ser una parte vital de la vida pública en las comunidades gentiles. En ella adoraban juntos cuatro grupos: los judíos nacidos en la dispersión, los nacidos en Israel, los convertidos al judaísmo (prosélitos circuncidados) y los gentiles que demostraban un interés pero no estaban dispuestos a comprometerse.

Nota litúrgica

Aquí de paso, el narrador Lucas menciona cual era el orden de culto en una sinagoga. “después de la lectura de la ley y de los profetas”, esa lectura se llevaba cerca de la tercera parte de la liturgia, realizándose después de hacer oraciones y de recitar el imprescindible “Shema” de Deuteronomio 6:4: “Oye Israel, Jehová nuestro Dios, Jehová uno es. Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y toda tu alma, y con todas tus fuerzas”, que se sigue repitiendo por casi 3500 años.

© 2018 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.