LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios

Hechos



HECHOS CAPÍTULO 14 - Pablo y Bernabé en Iconio, Hch 14:1-7

Hechos 14:1-7
“Aconteció en Iconio que entraron juntos en la sinagoga de los judíos, y hablaron de tal manera que creyó una gran multitud de judíos, y asimismo de griegos.  Mas los judíos que no creían excitaron y corrompieron los ánimos de los gentiles contra los hermanos.  Por tanto, se detuvieron allí mucho tiempo, hablando con denuedo, confiados en el Señor, el cual daba testimonio a la palabra de su gracia, concediendo que se hiciesen por las manos de ellos señales y prodigios.  Y la gente de la ciudad estaba dividida: unos estaban con los judíos, y otros con los apóstoles.  Pero cuando los judíos y los gentiles, juntamente con sus gobernantes, se lanzaron a afrentarlos y apedrearlos, habiéndolo sabido, huyeron a Listra y Derbe, ciudades de Licaonia, y a toda la región circunvecina, y allí predicaban el evangelio”.


Se encuentra aquí un proceso que se repetirá vez tras vez en varios momentos de éste, y de otros viajes misioneros. Entrada a las sinagogas, predicación a judíos y gentiles, aceptación inicial por muchos; confrontaciones con judíos radicales, confirmación de la palabra con señales y maravillas, y salvación de una gran cantidad de almas.

Tales características pasaron a formar parte del modelo de trabajo establecido por Bernabé y Pablo en su predicación. No deja de impresionar la forma en que un sistema bien establecido, un liderazgo comprometido y un mensaje genuino pueden atraer el respaldo divino. La presencia de Dios sosteniendo las palabras de sus siervos siempre se hará presentes en todo lugar donde el evangelio sea predicado con pertinencia.

“Excitaron y corrompieron los ánimos de los gentiles”. El concepto habla de cómo los contrarios premeditadamente argumentaron, no hacia la razón sino hacia la emoción. Aunque el pasaje no nos da los argumentos usados, la palabra “excitaron” utilizada por el historiador Lucas describen el uso de artimañas emocionales. Añádase a esto la forma de corrupción que tan común era en aquellos tiempos, con la cual completaron el círculo de sus maquinaciones. Sea por dinero o por sensacionalismo, la justicia y equidad pueden ser corrompidas y quebrantadas para beneficio de quienes las utilizan; en este caso, a favor de los judíos radicales que intentaba echar de su tierra a estos exitosos predicadores.

La acción emprendida por los apóstoles fue de sostenerse en sus convicciones, permanecer en la ciudad y defender su fe, al tiempo que consolidaban la fe de los nuevos creyentes. Predicaron con eficacia, argumentaron con solidez bíblica y fueron respaldados por el poder de Dios a través de las señales que mostraban la veracidad de su mensaje. Semejantes credenciales no podían pasar desapercibidas para unos y otros. Los judíos, cuanto más se mostraba la verdad del evangelio y el poder de Dios en las maravillas, más endurecían su corazón; pero, mientras esto pasaba con ellos, los creyentes de la ciudad eran fortalecidos, consolados y afirmados.

Es de notar igualmente el resultado de tales acciones. La gente de la ciudad estaba dividida; unos a favor y otros en contra. Todo lo dicho contra los hermanos por parte de los judíos creó confusión en el pueblo. Sin embargo, podían ver con claridad el mensaje, el testimonio y el poder que obraba en los apóstoles, lo cual los hacía dudar de la veracidad de los argumentos de sus enemigos. Lo peor de tal condición era que la incertidumbre no les permitía ver la necesidad de su salvación. La piedra de tropiezo que significaron los judíos para aquel pueblo fue enorme, pues estorbaron a quienes pudieron haber creído en el evangelio.

Texto controversial

“Los apóstoles”, ¿Qué no era un sólo apóstol el que estaba en el grupo? Claramente el escritor Lucas usa con firmeza el plural en la palabra apóstoles. En su sentido más general esta palabra significa “enviados”, por lo que sin duda aplica al equipo completo, pero nos muestra también la oportunidad de reflexionar sobre la pregunta: - ¿Lucas consideraba apóstoles en el mismo nivel de llamado y autoridad a Pablo y Bernabé? Si es así, entonces, -¿Bernabé también era apóstol? Y si era apóstol, -¿el apostolado, no era exclusivo de los doce que anduvieron con Jesús?, y si no era exclusivo de esos días, - ¿se puede hablar de apóstoles hoy en día?

Se lanzaron a afrentarlos y apedrearlos. Las amenazas, que sin duda eran constantes, se convirtieron en realidades. Al parecer la intervención del gobierno fue la que inclinó hacia un lado la balanza y provocó los resultados que se dieron. Es claro que el gobierno puede lograr esto muchas veces, pues una tendencia negativa, impulsa o bloquea el desarrollo de evangelio.

Aunque no es necesario que el gobierno intervenga a favor del cristianismo, sí es de esperar que todo gobierno actúe con justicia, dando a cada uno el respeto que las leyes le otorgan; sin embargo, ese no fue el caso en esta ocasión, y excitados y corrompidos los gentiles, lograron que el gobierno de la ciudad les diera su respaldo.

Es curioso que el gobierno los animara a enfrentar y apedrear a los apóstoles, pues las leyes romanas no permitían la lapidación, mucho menos a ciudadanos romanos como Pablo (Hch 22:25-29); pero al parecer este gobierno no tuvo en cuenta tal verdad, ni se preocupó por investigar la condición de Pablo y sus acompañantes.

Habiéndolo sabido, huyeron. El riesgo de muerte era inminente, así que la sabia decisión tomada es ejemplo para todos aquellos que predican el evangelio en zonas de conflicto o cuando sus vidas están en riesgo. Huir ante el peligro no es sinónimo de cobardía, sino de certeza de que Dios cuida a sus siervos; sin embargo, éstos también deben ser prudentes en la forma en que le sirven y lo dan todo por Él. No se trata de temer a la muerte cuando ésta llega “normalmente” a la vida y es tiempo de ir al encuentro del Señor, pero sí de evitarla, a fin de seguir predicando el evangelio hasta que la misma sea inevitable.

© 2018 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.