LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios

Hechos



HECHOS CAPÍTULO 18 - Pablo en Corinto, Hch 18:1-21

Hechos 18:1-5
Después de estas cosas, Pablo salió de Atenas y fue a Corinto. 2 Y halló a un judío llamado Aquila, natural del Ponto, recién venido de Italia con Priscila su mujer, por cuanto Claudio había mandado que todos los judíos saliesen de Roma. Fue a ellos, 3 y como era del mismo oficio, se quedó con ellos, y trabajaban juntos, pues el oficio de ellos era hacer tiendas. 4 Y discutía en la sinagoga todos los días de reposo, y persuadía a judíos y a griegos. 5 Y cuando Silas y Timoteo vinieron de Macedonia, Pablo estaba entregado por entero a la predicación de la palabra, testificando a los judíos que Jesús era el Cristo.


Nota histórica

El Ponto, es el nombre común que se daba al Mar Negro, pero con el tiempo pasó a representar solo la zona norte de lo que actualmente es Turquía. Al convertirse en provincia romana por la victoria de Pompeyo sobre Mitrídates VI en el año 65 a. C., se adhirió a Bitinia para su administración, conocida como la provincia Ponto-Bitinia, aunque se le distinguía comúnmente como el Ponto.

Nota histórica

El emperador Tiberio Claudio César Augusto Germánico, gobernó desde el año 41 d. C. hasta el año de su muerte, 54 d. C. fue el cuarto emperador de la línea de los Augusto y en términos generales fue un notable emperador que buscó la expansión del imperio, así como dar gran valor a la justicia. Sin embargo, en términos religiosos fue un asiduo defensor de la religión tradicional por lo que luchó contra todas las formas de proselitismo de nuevas religiones, ente ellas la de los judíos. Por lo menos el año de su fallecimiento ayuda a situar los acontecimientos de Corinto.

Pablo viaja de nuevo y esta vez llega a la ciudad de Corinto. Aquí se encuentra a un matrimonio que sería clave para el desarrollo de su ministerio en esta ciudad. Priscila y Aquila tienen el oficio de hacer tiendas, que resulta ser el mismo que Pablo había aprendido en su juventud. Todo judío que aspiraba a ser un maestro de la Ley y como parte de su formación, debía aprender un oficio. ¿Por qué Pablo escogió o se le asignó este oficio? No se sabe, pero sin duda aún en esto puede verse la mano de Dios preparando al futuro apóstol ya que el hacer tiendas resultó ser útil para el ministerio itinerante del apóstol.

Las tiendas las había de todo tipo y material, desde las de pieles hasta las de las telas más finas y resistentes, y su demanda todavía era grande ya que los viajes de aquel tiempo requerían semanas para realizarse y necesitaban pernoctar en diferentes zonas climáticas. Además de esto, todavía existían muchas personas que seguían viviendo en zonas desérticas como nómadas, para los cuales era igualmente valiosa la posesión de tiendas.

Aunque es la primera vez que se menciona el oficio de Pablo, esta afirmación resuelve una de las posibles interrogantes respecto al financiamiento de sus viajes, pues es claro que él insiste en declarar que asumía con sus propios recursos dichos viajes, (2Co 12:14,15; 2Ts 3:7-9) para no solicitar ninguna ayuda a las personas a las que estaba predicando (aunque una vez constituida la iglesia enseñó y aceptó sus ofrendas de amor para los necesitados y aun para el desarrollo de su ministerio según puede verse en Filipenses 4:10-19).

Aunque Silas y Timoteo debían llegar a Atenas según las instrucciones que recibieron los acompañantes de Pablo para ellos, el historiador muestra que no llegaron a Atenas, al menos no en el tiempo que Pablo permaneció en la ciudad, y lo alcanzaron hasta Corinto. No hay forma de saber por qué no se encontraron en Atenas. La instrucción no llegó, la obra en Berea los detuvo más tiempo del planeado, las inclemencias del tiempo retrasaron su viaje, o el mismo Pablo se adelantó sintiendo que su tiempo en Atenas ya había concluido. Cualquiera que haya sido la razón, Pablo comienza a predicar en las sinagogas de Corinto, confiado que Dios cuida de sus amigos y compañeros. Por su parte, Silas y Timoteo no se inmutan ni molestan ante los cambios y viajes que tienen que realizar y lo alcanzan en el nuevo reto evangelístico que se les presenta.

“Trabajando juntos y entregado por entero a la predicación”. Estos dos conceptos aparentemente se contraponen en el quehacer. Tener un trabajo material y predicar el evangelio parecen ser dos ocupaciones que no se pueden mezclar; sin embargo, Pablo supo hacerlo adecuadamente. Trabajaba en lo secular, en algo que le permitía obtener ingresos, pero ese algo era lo suficientemente dúctil para permitirle estar concentrado totalmente en la predicación del evangelio.

Para meditar

Queda la reflexión para encontrar los medios que permitan sostenerse dignamente en el ministerio, sin perder la entrega absoluta y pasión total por el llamado a la predicación. Hoy en día se les llama ministerios bivocacionales o biprofesionales y muchos son los que los ejercen especialmente en campos nuevos o en ministerios con poco apoyo financiero. Se debe orar por ellos, sin criticarlos.

Habrá que hacer la acotación de que este tema es interpretado como que al llegar a Corinto, trabajó en lo secular para sostenerse, pero que una vez que se instaló, pudo dejar la labor de las tiendas para dedicarse totalmente a la predicación. Pero el contexto del ministerio de Pablo, su argumento de sostenerse a sí mismo, y el lenguaje del pasaje no da un sustento fuerte a dicha interpretación. (El comentario de W.E. Wiersbe publicado por la Editorial Thomas Nelson Pág. 719, menciona que los rabinos judíos procuraban un negocio que les permitiera sostenerse para no cobrar a sus discípulos por sus enseñanzas. Aun agrega que Pablo trabajaba para sostener a sus asociados y no recibir críticas de los impíos de que predicaban por negocio. Leer 1Co 9).

© 2018 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.