LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios

Hechos



Pablo en Éfeso, Hch 19:1-22

Hechos 19:8-12
“Pero algunos de los judíos, exorcistas ambulantes, intentaron invocar el nombre del Señor Jesús sobre los que tenían espíritus malos, diciendo: Os conjuro por Jesús, el que predica Pablo. Había siete hijos de un tal Esceva, judío, jefe de los sacerdotes, que hacían esto. Pero respondiendo el espíritu malo, dijo: A Jesús conozco, y sé quién es Pablo; pero vosotros, ¿quiénes sois? Y el hombre en quien estaba el espíritu malo, saltando sobre ellos y dominándolos, pudo más que ellos, de tal manera que huyeron de aquella casa desnudos y heridos.

Y esto fue notorio a todos los que habitaban en Efeso, así judíos como griegos; y tuvieron temor todos ellos, y era magnificado el nombre del Señor Jesús. Y muchos de los que habían creído venían, confesando y dando cuenta de sus hechos. Asimismo muchos de los que habían practicado la magia trajeron los libros y los quemaron delante de todos; y hecha la cuenta de su precio, hallaron que era cincuenta mil piezas de plata. Así crecía y prevalecía poderosamente la palabra del Señor.”


La manifestación del poder de Dios atrajo la atención de los siete hijos de Esceva, quienes eran exorcistas ambulantes. Ellos intentaron utilizar el nombre de Jesús como parte de sus conjuros para expulsar a los malos espíritus, pero muy pronto se dieron cuenta que sólo un creyente verdadero, nacido de nuevo, obrando bajo la voluntad de Dios podría ser utilizado para este fin. El espíritu malo pronto respondió exponiéndolos, como lo que eran, y el hombre con el espíritu malo los atacó, de tal forma que él solo pudo más que los siete exorcistas. Los obligó a que salieran corriendo de la casa desnudos y heridos como consecuencia de su ataque.

Este acontecimiento generó una noticia que se esparció por todo Éfeso como un fuego en un campo de maleza seca. Fue tanto el impacto de ese hecho, que generó temor en creyentes y no creyentes por igual, de tal forma que todos glorificaban el nombre de Jesús.

Dado que la magia y la adivinación eran una práctica común en Éfeso, muchos de los creyentes habían participado en estas actividades antes de conocer a Cristo. Pero al escuchar de todas la maravillas de poder de Dios operando en su ciudad, su fe fue estimulada para entregarse totalmente a Jesús. Ellos reconocieron que quien moraba ahora en ellos, era más grande que él que está en el mundo (1 Jn 4:4) y empezaron a entregar sus libros de magia y conjuros para ser quemados delante de todos - libros que enseñaban como practicar esas artes -. Este hecho fue tan significativo que cuando se cuantificó el precio de los libros quemados, dio un total de cincuenta mil piezas de plata; lo equivalente al salario de un año de doscientos jornaleros. De esta manera se observó públicamente como creció y prevaleció la palabra con poder en Éfeso.

Para Meditar

Al igual que estos primeros discípulos de Jesucristo en Éfeso, muchos creyentes cargan con bagaje de su pasado, atesorándolo o intentando ignorar su existencia. Es importante que cada creyente llegue al importante momento en su relación con Cristo, en el que le confía todo su ser y le entrega los más recónditos aspectos de su vida.

© 2018 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.