LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios

Hechos



Elección del sucesor de Judas, Hch 1:12-26

Hechos 1:21-26
"Es necesario, pues, que de estos hombres que han estado juntos con nosotros todo el tiempo que el Señor Jesús entraba y salía entre nosotros, 22 comenzando desde el bautismo de Juan hasta el día en que de entre nosotros fue recibido arriba, uno sea hecho testigo con nosotros, de su resurrección. 23 Y señalaron a dos: a José, llamado Barsabás, que tenía por sobrenombre Justo, y a Matías. 24 Y orando, dijeron: Tú, Señor, que conoces los corazones de todos, muestra cuál de estos dos has escogido, 25 para que tome la parte de este ministerio y apostolado, de que cayó Judas por transgresión, para irse a su propio lugar.   26 Y les echaron suertes, y la suerte cayó sobre Matías; y fue contado con los once apóstoles.


La persona que tomaría el lugar de Judas entre los apóstoles, debería reunir dos requisitos: 1) Haber estado con ellos desde el bautismo de Juan hasta ese día, 2) Ser testigo de la resurrección de Jesús y desde luego ser llamado por el mismo Señor Jesucristo. Entre los ciento veinte estaban dos hombres que cumplían con los requisitos: José llamado Justo y Matías (regalo de Dios).

En su oración utilizan la palabra Señor, dirigiéndose a Jesús, ya que Él era el que los había escogido para el ministerio y apostolado. Existen comentaristas que mencionan que los apóstoles no debieron precipitarse a nombrar el sucesor de Judas, sino esperar que el Espíritu Santo preparara a Pablo. Sin embargo ellos nombraron al sucesor de Judas, Matías, quien sólo se menciona esta vez, pero según se cree fue parte de los setenta que el Señor mandó en una ocasión de dos en dos (Lc 10:1). Al igual que los apóstoles era judío, llamado primordialmente a predicar a los judíos y luego juzgar a las doce tribus de Israel en el tiempo final. Mientras que Pablo fue enviado a predicar a los gentiles, por ello a Pablo nunca se le contó con los doce.

En este capítulo ya no se les llama discípulos, porque ya no estaban con el maestro, se les llama apóstoles que quiere decir enviados. Y a la multitud ahora se les dice hermanos, palabra adoptada por la iglesia naciente para designar a la comunidad de creyentes. No se dice el día exacto que se hizo el nombramiento del sucesor de Judas, pero se entiende que fue durante esos diez días en que el Señor los estaba preparando para “la gran recepción” con la tercera persona de la trinidad, el Santo Espíritu, que se derramaría durante la fiesta del Pentecostés.

Para Meditar

Para la elección de Matías se puede observar que el Espíritu Santo obró a través de tres factores: Que leyeran ávidamente las Sagradas Escrituras, que les llevó a encontrar el pasaje de los salmos (Sal 69:25 y 109:8) que usaron como base. Estar de acuerdo en los requisitos que deberían de reunir los candidatos y desde luego que el Señor les indicara el método para elegir entre los dos buenos candidatos.

Nota histórica; “echaron suertes”

Los primeros cristianos no dejaron de ser judíos al aceptar a Jesús, ellos continuaban guardando el sábado, iban a las oraciones al templo y también usaban un método acostumbrado en el Antiguo Testamento para discernir la voluntad de Dios.(Lv 16:8-10; Jos 7:14; Prov. 18:18). Consistía en poner en una vasija piedrecitas con los nombres de los elegidos, al girarlas, la piedrecita que salía primero era la del nombre del elegido. Cuando vino el Espíritu Santo para guiar a los creyentes de una personal y colectiva manera, la vieja manera de vivir, quedó atrás.

© 2018 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.