LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios

Hechos



Pablo ante el concilio, Hch 23:1-11

Hechos 23:6-9
“Entonces Pablo, notando que una parte era de saduceos y otra de fariseos, alzó la voz en el concilio: Varones hermanos, yo soy fariseo, hijo de fariseo; acerca de la esperanza y de la resurrección de los muertos se me juzga. 7Cuando dijo esto, se produjo disensión entre los fariseos y los saduceos, y la asamblea se dividió. 8Porque los saduceos dicen que no hay resurrección, ni ángel, ni espíritu; pero los fariseos afirman estas cosas. 9Y hubo un gran vocerío; y levantándose los escribas de la parte de los fariseos, contendían, diciendo: Ningún mal hallamos en este hombre; que si un espíritu le ha hablado, o un ángel, no resistamos a Dios.”


Una forma que usaba Pablo para atraer la atención de las personas en un discurso, era identificarse con ellos o plantear un tema común para los oyentes. Normalmente le dio resultados. En este caso Pablo al conocer que el sanedrín estaba conformado por saduceos y fariseos, apeló a su estatus de fariseo, el cual no era solo por herencia o educación, como lo había argumentado en su discurso anterior (22:3), sino procurado vivir conforme a la ley, guardando todos los estatutos. Si había consentido en la muerte de los cristianos fue porque sinceramente creía que los cristianos estaban en contra de Dios. Pablo cuando Jesús se le apareció camino a Damasco, se había dado cuenta que el cristianismo era la consumación de la ley de Moisés, que Cristo había resucitado de los muertos, que Él le había llamado a predicar a los gentiles.

Pablo usó un enfoque doctrinal explicando que su creencia era en la doctrina de la resurrección; inmediatamente hubo una división entre sus acusadores, pues los fariseos creían en la resurrección, en los ángeles y en los espíritus y los saduceos lo negaban. Esto provocó una discusión y los fariseos se pusieron a favor de Pablo, no encontrando ningún mal del cual acusarlo, pero era tal el vocerío que no se ponían de acuerdo; los escribas gritaban pidiendo que lo dejaran en libertad, mientras que los saduceos, creían que la doctrina de Pablo era una blasfemia a la ley de Moisés.



© 2018 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.