LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios

Hechos



Pablo ante Félix en Cesarea, Hch 24:1-21

Hechos 24:5-6
“Porque hemos hallado que este hombre es una plaga, y promotor de sediciones entre todos los judíos por todo el mundo, y cabecilla de la secta de los nazarenos.  6Intentó también profanar el templo; y prendiéndole, quisimos juzgarle conforme a nuestra ley” ”


Aquí se resumen las acusaciones que este grupo de personas vinieron a hacer en contra de Pablo. Aunque tenían que probar ante el gobernador que Pablo estaba infringiendo la ley romana, para poder ser castigado.

1.- El hombre es una plaga y promotor de sediciones entre los judíos por el mundo. Causar revueltas era un crimen político, pues la función tanto del tribuno como del gobernador era la de mantener la paz en todo el imperio romano. Por lo que se podría tomar como una acusación seria, en contra del apóstol Pablo. Lo estaban considerando como una peste, una epidemia, que donde se paraba y abría la boca la gente se contagiaba de esa fe y gozo que trasmitía este hombre. Con palabras duras y grotescas estaba diciendo lo que sucedía en el ministerio de Pablo, desde luego que no era el promotor de sediciones, sino el apaciguador entre los judíos, porque enseñaba a respetar a los gobernantes, quienes eran puestos por Dios. Sin embargo, la fe que compartía no les parecía correcta a los saduceos y al sumo sacerdote.

2.- Cabecilla de la secta nazarenos. Estaba acusando a Pablo de enseñar una nueva religión del hombre de Nazaret, los romanos respetaban las creencias de sus súbditos, aceptaban que siguieran siendo judaizantes y que el pueblo realizara sus sacrificios y festividades de la ley de Moisés. Dentro del judaísmo, como se sabe, había sectas como los fariseos, saduceos y zelotes, quienes eran los se oponían a que Pablo y los cristianos hablaran de Cristo y presentaran un evangelio de salvación sin circuncisión, ni sacrificios de corderos. Esto era lo que consideraban una gran traición a sus costumbres y enseñanzas.

3.- intentó profanar el templo. En este punto cambia la acusación inicial (21:28) acusaban a Pablo de que había intentado meter a un gentil al templo. Lo cual no era verdad, pues los romanos aprobaban que se matara al gentil que pasara la barrera del templo; sin embargo nunca estuvo el gentil que decían en el templo pues, Trófimo su amigo gentil sólo había estado en el pueblo acompañándole.

Lo único que era verdad de lo que dijo Tértulo, fue lo que no dijo, es decir que habían golpeado fuertemente a Pablo y el escándalo que habían hecho cuando lo tomaron dentro del templo, que no lo podían matar ahí y por eso lo habían sacado al patio para terminar de una vez por todas con su vida.

© 2018 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.