LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios

Hechos



Conversión de Saulo, Hch 9: 1-19

Hechos 9:3-9
“Más yendo por el camino, aconteció que, al llegar cerca de Damasco, repentinamente le rodeo un resplandor de luz del cielo; y cayendo en tierra, oyó una voz que le decía: Saulo, Saulo, ¿porque me persigues? Él dijo: ¿Quién eres, Señor? Y le dijo: Yo soy Jesús, a quien tú persigues; dura cosa te es dar coces contra el aguijón. El temblando y temeroso, dijo: Señor, ¿qué quieres que yo haga? Y el Señor le dijo: Levántate y entra en la ciudad, y se te dirá lo que debes hacer. Y los hombres que iban con Saulo se pararon atónitos, oyendo a la verdad la voz, más sin ver a nadie. Entonces Saulo se levantó de tierra, y abriendo los ojos no veía a nadie; así que, llevándole por la mano, le metieron en Damasco, donde estuvo tres días sin ver, y no comió ni bebió..”


Nota histórica

Por la referencia que Pablo hace del rey Aretas, Damasco era la capital de los árabes nabateos, aparte de ser la sede política de los poderes de Roma en Siria, lo cual significa que en sus alrededores Pablo estuvo en retiro por el tiempo descrito en Gal.1:17, proclamando también el evangelio entre los judíos residentes del reino nabateo que comprendía pueblos desde Siria hasta Petra. Esto explica la persecución que sufrió tanto de los judíos, como del gobernador nabateo de la provincia siria del reino, Aretas, 2 Cor. 11:32,33.

Cerca de Damasco, “repentinamente le rodeó un resplandor de luz del cielo” que lo hizo caer a tierra para incorporarse completamente transformado y con un divino llamamiento a la obra misionera. El resplandor equivale a “la Shekiná, gloria de Dios” que como en el Antiguo Testamento manifestaba ahora su gloria. “Quién eres, Señor? (kyrios), que significa en este contexto: “Soberano, maestro o Dios”, por lo cual Saulo reconoce que se trata de una experiencia espiritual con el creador.

“Saulo, Saulo, ¿Por qué me persigues?” Implica que perseguir a sus discípulos equivale a perseguirlo a Él, ya que ellos son sus representantes (Lc 10:16). Esta experiencia con la gloria de Cristo lo transformó inmediatamente y “temeroso y temblando” se dispone voluntariamente a obedecerlo y ser su discípulo.

La reacción de sus acompañantes es similar a aquella que encontramos en Daniel 10:7, no podían ver a nadie, pero si escucharon la voz. En ocasiones Dios manda ceguera a la gente para detenerla cuando tienen mala intención o como una medida temporal para llamar su atención (Gn19:11; 2 R 6:18-20).

El ayuno de Pablo es muy significativo por el hecho de no solo abstenerse de comida sólida, sino de beber agua, lo cual en algunas ocasiones, pone en riesgo la salud. Naturalmente la ayuda divina tuvo que sostenerlo en ese tiempo de reflexión, contrición y arrepentimiento al invocar su nombre. Hch.22:16.


© 2018 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.