LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios

2 Corintios

Galátas

Efesios

Filipenses

Colosenses

1Tesalonicenses

2Tesalonicenses

1Timoteo

2Timoteo

Tito

Filemon



EPÍSTOLA A TITO CAPÍTULO 2

Enseñanza de la sana doctrina, Tito 2:1-15
2:1 “Pero tú habla lo que está de acuerdo con la sana doctrina.”


Es muy interesante saber que esta exhortación es la que más se menciona en las epístolas pastorales. El consejo de editores de la Biblia Reina Valera 1960 la usó para dar nombre a esta división del capítulo: “Enseñanza de la sana doctrina”.

Este enlace marca un paradigma entre el resto de los maestros con los que se encontró Tito, de ahí la expresión “Pero tu habla”, lo cual nos hace el contraste entre las múltiples doctrinas que existen, previamente presento los requisitos para los individuos que marchan al frente de la grey. Por lo cual podemos llegar a suponer que esta porción es una extensión de la porción del 1:5-16.

También es importante observar que Pablo engloba la población de la congregación en por tres grupos:

a) Los ancianos. Tito 2:1-5.
b) Los jóvenes. Tito 2:6-8.
c) Los esclavos. Tito 2:9-15.

En cada uno de estos aparece el común denominador que podemos palpar como “el servicio cristiano”, es evidente que los requisitos por grupo sin distintos, hablando de las posibilidades económicas y sociales, por lo cual hace necesario que el escritor presente por escrito detalladamente lo que considera como primordial.

El escritor de Tarso termina la suscitada porción “lo que está de acuerdo con la sana doctrina”, nos presenta la idea vivida de la existencia de un catálogo de doctrinas, místicas, gnósticas o éticas que eran presentadas por los grandes maestros, filósofos y predicadores itinerantes. Estas palabras generalmente causaban confusión en los corazones de los individuos que aún no habían permitido que el evangelio rindiera el fruto de la fe que recibieron.

Nota Doctrinal

Es sorprendente que este acontecimiento no ha cambiado, puesto que han pasado dos mil año, y los creyentes siguen padeciendo confusión al escuchar a hombres que tuercen las escrituras a voluntad; y como diría el apóstol: “no solo hablo de los de afuera”, hombres que maquilan en sus corazones pseudo-interpretaciones que no hacen más que crear huecos en la doctrina Bíblica.

Es natural que como iglesia busquemos que quiere hablar Dios a nuestros corazones; pero, todo lo que Dios ha querido hablarnos, nos lo ha dejado en las escrituras, por lo cual podemos hacer dos cosas: 1-Escudriñar las escrituras, estudiarlas y meditar en ella, esperando el entendimiento, 2- Buscar hombres versados en las escrituras, que sean genuinos maestros, que nos esclarezcan lo que para algunos es difícil.

Nota apologética: Debemos ser conscientes que nuestro deber no es causar contienda, porque de este modo solo nos ganaremos el resentimiento del resto de la humanidad. Pero si hemos sido llamados a defender y afirmar la fe, a través de la erudición. Esta debe ser enriquecida a través de una vida espiritual. Como diría la Pbra. Bustos: “La erudición y la unción van tomadas de la mano.



© 2021 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.