LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios

2 Corintios

Galátas

Efesios

Filipenses

Colosenses

1Tesalonicenses

2Tesalonicenses

1Timoteo

2Timoteo

Tito

Filemon



EPÍSTOLA A TITO CAPÍTULO 3

Justificados por gracia Tito 3:1-7
3:6,7 “el cual derramó en nosotros abundantemente por Jesucristo nuestro Salvador,7 para que, justificados por su gracia, viniésemos a ser herederos conforme a la esperanza de la vida eterna”.


Juntamente con el nuevo nacimiento a una nueva vida reciben los cristianos además un don salvífico todavía más grande: son herederos de la vida eterna, que esperan. Nuevamente alude el Apóstol a un pensamiento fundamental de su predicación para que se excluya toda gloria humana: nosotros hemos sido justificados y hemos recibido la nueva vida sobrenatural por su gracia, por pura benevolencia suya. El resultado de la justificación viene a convertirnos en herederos mediante la esperanza de la vida eterna. Pablo lo reafirma en Romanos 8:16,17. “El Espíritu mismo da testimonio juntamente con nuestro espíritu de que somos hijos de Dios. Y si somos hijos, también somos herederos: herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados.”

El lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo ha sido derramada abundantemente, esto es suficiente para todos los días, que no se termina a menos que el creyente la rechace, esta se obtiene a través de Jesús quien está a la diestra del padre intercediendo por cada uno de los que han sido salvos por él. En una ocasión fui a dejar a una anciana a su hogar, ella vivía en las faldas de un cerro al cual solo se podía llegar caminando, al salir de su casa se vino una fuerte lluvia, cuando llegué abajo las corrientes de agua habían hecho mucho lodo y fue imposible salir sin enlodarme hasta las rodillas, ahora era necesaria abundante agua que me quitara todo el lodo que se me había pegado, aunque llovía mucho no era suficiente tuve que caminar un poco más hasta un arroyo donde hubo suficiente agua y lavar mis zapatos y mis pies.

Para lavar, regenerar y transformar al hombre solo la abundante salvación de Jesucristo puede limpiar sin dejar ninguna seña de lo que fue anteriormente, solo con fe el hombre es justificado, es por su misericordia infinita que el con amor constantemente intercede ante el padre por el hombre y es el Espíritu Santo el que redarguye al creyente a mantenerse libre de pecado.

Para Meditar

El amor de Dios hace una regeneración total en la persona de la cual no queda nada del viejo hombre, a través del Espíritu Santo cada día, guía y recuerda que ahora es un hijo de Dios, comprado con la sangre de Cristo y heredero de la vida eterna. No hay motivo para volver atrás o pensar que ganará mas uniéndose a las adversidades de este mundo. Hay que romper todo estereotipo y vivir una vida santa y agradable a Dios.

© 2021 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.