LBC Menú

Capítulos:

Versículos:



Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios

2 Corintios

Galátas

Efesios

Filipenses

Colosenses

1Tesalonicenses

2Tesalonicenses

1Timoteo

2Timoteo

Tito

Filemon

Hebreos

Santiago

1Pedro

2Pedro

1Juan

2Juan

3Juan

Judas

3 Juan 1:5,6 “5 Amado, fielmente te conduces cuando prestas algún servicio a los hermanos, especialmente a los desconocidos, 6 los cuales han dado ante la iglesia testimonio de tu amor; y harás bien en encaminarlos como es digno de su servicio a Dios, para que continúen su viaje.”


En estos versículos Juan recalcó la generosidad de Gayo, y especialmente lo elogió por la hospitalidad ofrecida a los desconocidos. Esta generosidad nos da ejemplo de una buena práctica cristiana, tal como lo recalca la Carta a los Hebreos (Heb 13:2) hablando de un posible premio. También concuerda con lo dicho por el Apóstol Pedro en su primera Carta (1 P 4:9).


En el v.6 el Apóstol reveló que el testimonio de estas personas, quienes habían sido beneficiados por la generosidad de Gayo, fueron precisamente quienes dieron fe sobre su carácter. Este testimonio fue dado también a la iglesia y no solamente a Juan.


La frase “y harás bien en encaminarlos como es digno” indica que el Apóstol también esperaba de él algo mas que solo un alojamiento para estos hombres. La palabra “encaminarlos” sugiere enviarlos con algún tipo de asistencia para el camino. Y la expresión “como es digno de su servicio a Dios” también sugiere que esos hombres eran misioneros. Además, aconseja que ellos debían recibir un tipo de ayuda que fuera digna de su servicio y que glorificara a Dios. El apóstol prácticamente le solicitó a Gayo de manera amable que ayudara para la continuación del viaje de estos misioneros de una forma bien merecida por el trabajo que ellos ejercían. Así era como se asistía a los primeros creyentes que viajaban expandiendo la iglesia. (Rom 15:24; 1 Cor 16:6,11).

Para Meditar

En esos tiempos cuando no se contaba con hoteles o casas de hospedaje, era imprescindible que los creyentes hospedaran a los visitantes. Es una buena práctica que se sigue en muchos lugares. Desde luego, lo que se haga en torno de la iglesia, deberá estar supervisado por el pastor para que “todo se haga decentemente y con orden” evitando abusos e irregularidades. Con todo, lo que nunca se debe pasar por alto con los Obreros visitantes es el procurar encaminarlos como es digno de su servicio a Dios, para que continúen su viaje.

© 2022 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.