LBC Menú

Capítulos:

Versículos:



Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios

2 Corintios

Galátas

Efesios

Filipenses

Colosenses

1Tesalonicenses

2Tesalonicenses

1Timoteo

2Timoteo

Tito

Filemon

Hebreos

Santiago

1Pedro

2Pedro

1Juan

2Juan

3Juan

Judas

Judas

Introducción

Escritores del Comentario: Pbro. Daniel De los Reyes V. Rev. David L. Aguillón Editores: Rev. David L. Aguillón Dr. Teófilo J. Aguillón Diseño y Publicidad: Joel y Rubén D. Aguillón. Diseño Digital: Eduardo B. Canché Vázquez Kelly G. Palomo Xiu


La Epístola de San Judas fue uno de los escritos del Nuevo Testamento en disputa en cuanto a su canonicidad. Su autenticidad fue corroborada por los diversos concilios canónicos que se celebraron en los primeros siglos (el canon muratorio la incluyó en el 168 d.C. y el Concilio de Cartago en el 397 d.C. la incluyó dentro de los 27 libros del NT). Cuando la Reforma religiosa llegó encabezada por Martín Lutero, éste y los demás reformadores aprobaron la Epístola, superando las dudas por la cita que hace de libros apócrifos y la repetición de algunos pasajes de 2 Pedro. Lutero, como se sabe le puso más objeciones a la Epístola de Santiago, por su aparente énfasis en las obras.

Orígenes, el erudito exégeta (185-254 d.C.) en su tiempo dijo de esta Epístola: “Judas escribió una carta muy breve, pero toda penetrada de divina sabiduría”.

La Epístola es corta, con sólo un capítulo; declarando de una manera sostenida la forma en que los creyentes han de mantener la espiritualidad verdadera, frente a los ataques desde distintos ángulos a “la fe que ha sido una vez dada a los santos”.


EL AUTOR: San Judas Apóstol. El escritor se auto describe como “siervo (esclavo) de Jesucristo y hermano de Jacobo (Santiago)”, el líder de la iglesia de Jerusalén (Hch 15:13) y medio hermano del Señor Jesús. Judas es nombrado en la lista de los hermanos del Señor que aparece en Mateo 13:55 y Marcos 6:3. Debe decirse que Judas es la versión griega de Judá (hebreo). De varios Judas (ocho son nombrados en el NT), solamente Judas el hermano de Jesús es también el hermano de Jacobo.


FECHA Y LUGAR DE REDACCIÓN: Cerca del año 70, después de la destrucción de Jerusalén y enviada muy probablemente desde Palestina.
Aunque solo es un capítulo, muestra profundidad doctrinal en:

  1. Teología propia (vv. 1, 4, 5, 9, 14, 21, 24,25).
  2. Cristología (vv. 1, 4, 17, 21, 25).
  3. Pneumatología (vv. 19,20).
  4. Eclesiología (vv. 1, 3, 12, 17, 20, 21, 23).
  5. Angelología (vv. 6, 9).
  6. Escatología (vv. 7, 14, 15, 18, 21, 24).
  7. Bibliología (vv. 17).

La descripción de la manifestación de Dios es un hilo que recorre la carta:

  1. Dios es amor (vv. 1–3, 21).
  2. Dios está lleno de gracia (vv. 4).
  3. Dios es Señor (vv. 4).
  4. Dios juzga (vv. 5, 6, 14, 15).
  5. Dios es glorioso (vv. 24, 25).
  6. Dios es sabio (vv. 25).

La referencia a la historia del Antiguo Testamento, mencionando incluso documentos pseudoepigráficos, es notable:

  1. El pueblo de Israel sacado de Egipto (vv. 5).
  2. La rebelión de Satanás y los ángeles caídos (vv.6).
  3. Sodoma y Gomorra (vv. 7).
  4. La disputa del Arcángel Miguel con el Diablo por el cuerpo de Moisés (vv. 9).
  5. Caín (vv. 11).
  6. Balaam (v. 11).
  7. Coré (vv. 11).
  8. Enoc (vv. 14,15).
  9. Adán (vv. 14).

Asentando con todas esas ilustraciones, la necesidad de preservar la fe verdadera y la obediencia incuestionable al Señor Dios.


DESTINATARIO: “Los llamados, santificados y guardados en Jesucristo”. Una comunidad de judíos cristianos y gentiles convertidos, que luchaban por sobrevivir ante los ataques externos y tristemente los insidiosos ataques internos de los “hombres impíos que convierten en libertinaje la gracia de nuestros Dios” (1:4). Es muy probable que el número de judíos creció después de la destrucción del templo. Al igual que los lectores de la Epístola a los Hebreos enfrentaban la adversidad de los ataques doctrinales, en un tiempo de transición que definió de manera concluyente a la iglesia, frente al pueblo de Israel.


OCASIÓN: Animar a los creyentes a distinguir la lucha espiritual detrás de los detractores de la fe cristiana, maestros apóstatas que pervertían la gracia de Dios, y así socavaban la verdad y la justicia en las iglesias (v.4).

Nota importante: En los versículos 14 y 15 Judas cita el apocalipsis pseudoepigráfico de “1 Enoc”, y en el versículo 9 alude a una referencia que se encuentra en otro libro pseudoepigráfico, “La Asunción de Moisés”. Esto no significa que Judas considerase estos libros como inspirados a la par de las Escrituras canónicas. Pablo citó a poetas paganos, sin implicación alguna de que fuesen inspirados por Dios (cp. Hch 17:28; 1 Co 15:33; Tito 1:12) (Biblia de Estudio Ryrie Pg. 1287).


Contexto Histórico Geográfico: La persecución es una de las señales claves para interpretar El Nuevo Testamento, en este caso a la luz de la migración de los apóstoles fuera de Jerusalén, se entienden las dificultades de la transculturización del evangelio y las amenazas que se cernieron sobre la iglesia de la primera generación.

Tal es el caso de la Epístola del Apóstol Judas, cuyo autor experimentó junto con los creyentes de esa época, el ataque inflexible por parte del imperio y el ingreso encubierto de la oposición espiritual belicosa a través de hombres descritos como: impíos, libertinos, incrédulos, indignos, mancilladores, disputadores, blasfemos, lanzados, impúdicos, errantes y convictos.

Lo anterior es un presagio del incipiente gnosticismo que fue denunciado por el Apóstol Juan un poco más adelante en el tiempo. En este caso hay un llamado a contender por la fe, a denunciar los hechos, a recordar la Palabra, edificar con oración, conservarse en amor, esperar la manifestación de Dios, adorándolo en todo el esplendor de su gloria.


Valor de la Epístola: El oportuno llamado sobre los ataques a la comunidad de fe y la invasión de corrientes adversas es una alerta para mantenerse vigilantes permanentemente al tiempo que se predica el evangelio estableciendo la obra de Dios.


Huellas La Epístola deja claras marcas sobre los aspectos que hay que detectar al cuidar la defensa de la fe y la edificación de los creyentes.

  1. La identidad que el creyente tiene en Cristo.
  2. La lucha que representa la defensa de la fe.
  3. La misión que la iglesia cumple al expandir el evangelio.
  4. La alabanza incansable al inigualable y único Dios.

Mucha información en pocos versículos, dado que cada palabra está cargada de imágenes retóricas que ilustran la mente del lector y la cautivan, llevándole a recordar los episodios enmarcados a través de los libros de la biblia.


“Contendáis ardientemente por la fe”. Evangelizar y discipular son parte de los ciclos de la gran comisión. La misión incluye el hecho de contender. Las batallas por la fe pueden ser locales, pero siempre amenazan convertirse en grandes cruzadas, en donde Dios nunca va a perder la batalla.


“Recordaros” . Muestra una serie de recurrencias que se ilustran desde el inicio de la humanidad, desde Caín hasta los días actuales. El mal campea entre los hombres y estos encomendados al enemigo pretenden tomar la iglesia para neutralizarla, pero aquí está la advertencia con todo y castigo para los que se atrevan a desafiar al Señor de la mies.


“Edificándoos” . Aún con toda la adversidad penetrando la realidad de la iglesia es posible levantar la comunidad espiritual. Dios está presente en medio de la congregación para manifestar su gracia, gloria, sabiduría y mantener invictos a los creyentes.


Bosquejo


  1. NUESTRA IDENTIDAD. Credo, naturaleza, conducta y misión (v.1,2)
    1. Llamados (v.1a)
    2. Santificados (v.1b)
    3. Guardados (v.1c)
    4. Multiplicadores de misericordia (v.2)
  2. NUESTRA LUCHA. Contender por la fe (v. 3-16)
    1. Contra los impíos encubiertos que convierten la gracia en libertinaje (v.3, 4)
    2. Contra los incrédulos semejantes a la generación que salió de Egipto (v. 5)
    3. Contra las huestes espirituales de maldad (v. 6)
    4. Contra el imperio social del mal, los sodomitas (v. 7)
    5. Contra los que se rebelan a la autoridad (v. 8)
    6. Contra el diablo (v. 9)
    7. Contra ignorantes corrompidos (v. 10)
    8. Contra los que pervierten el culto a Dios (v. 11)
      1. Caín, el sectarismo homicida que no acepta la espiritualidad auténtica (v. 11a)
      2. Balam, el negocio de la fe, ponerle precio a la espiritualidad (v. 11b)
      3. Coré, La rebeldía contra la autoridad por las diferencias personales (v. 11c)
    9. Contra los que manchan los ágapes (v. 12,13)
    10. Contra los aduladores (v. 14-16)
  3. NUESTRA MISIÓN. El cometido (v. 17-23)
    1. Tener memoria de la Palabra de Dios (v. 17,18)
    2. Experimentar al Espíritu de Dios en nosotros (v. 19)
    3. Edificar sobre la santísima fe (v. 20a)
    4. Orar en el Espíritu (v. 20b)
    5. Conservarnos en el amor de Dios (v. 21a)
    6. Esperar la misericordia de Dios (v. 21b)
    7. Convencer a los que dudan (v. 22)
    8. Salvarlos, arrebatándolos del fuego (v. 23a)
    9. Tener misericordia (v. 23b)
    10. Aborrecer la ropa contaminada (v. 23c)
  4. NUESTRA ADORACIÓN. La doxología (v. 24,25)
    1. Al Dios poderoso (v. 24)
    2. Al Dios único (v. 25a)
    3. Al Dios sabio (v. 25b)
    4. Al Dios que nos salva (v. 25c)
    5. Al Dios glorioso (v. 25d)
    6. Al Dios magestuoso (v. 25e)
    7. Al Dios emperador (v. 25f)
    8. Al Dios eterno (v. 25g)

© 2022 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.