LBC Menú

Capítulos:

Versículos:



Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios

2 Corintios

Galátas

Efesios

Filipenses

Colosenses

1Tesalonicenses

2Tesalonicenses

1Timoteo

2Timoteo

Tito

Filemon

Hebreos

Santiago

1Pedro

2Pedro

1Juan

2Juan

3Juan

Judas

2 Juan

Introducción

Escritores del Comentario: Pbro. Adolfo Castillo Mata Pbro. Rodrigo Arrieta Mayoral Rev. Miguel Angel Cortez Editores: Rev. David L. Aguillón Dr. Teófilo J. Aguillón Diseño y Publicidad: Joel y Rubén D. Aguillón. Diseño Digital: Eduardo B. Canché Vázquez Kelly G. Palomo Xiu

EL AUTOR: “El anciano” estaba siendo testigo del surgimiento de falsos maestros que negaban la encarnación del Señor Jesucristo. Si bien esta segunda epístola conserva el mismo espíritu de defensa de la fe, aunque con algunos contrastes respecto a la primera carta del Apóstol, en estas dos cartas el Apóstol Juan hace una defensa contra las doctrinas erradas que se habían infiltrado en la iglesia a través de falsos maestros y señala a los creyentes débiles que se dejaron influenciar por estas doctrinas anticristianas.


DESTINATARIO: “LA SEÑORA ELEGIDA”. Por el saludo del autor, que así mismo se hace llamar “El Anciano”, y llama “La Señora Elegida” al principal destinatario, la carta conserva un estilo muy particular y de íntima confianza, por tanto, se puede interpretar que tanto “El Anciano”, como “La Señora Elegida”, tuviesen una relación estrecha de comunión cristiana.
Los comentaristas concuerdan en que “La Señora Elegida” es una metáfora con la cual el autor se refiere a la iglesia; y al mencionar “a sus hijos”, se refiere a los creyentes que la componen.


MOTIVO DE LA CARTA:

  1. El propósito de la carta era de exhortar a “la señora elegida” a mantener el amor mutuo entre los creyentes (1:5); a permanecer en obediencia a los mandamientos (1:6); a conservar ante todo los principios de la doctrina que habían escuchado desde sus inicios (1:6b).
  2. Advertir a “la señora elegida”, sobre los engañadores que habían salido por el mundo negando la encarnación del Señor Jesús (1:7).
  3. Exhortar a “la señora elegida” a mantener celosamente el fruto de su trabajo en el Señor (1:8).
  4. Advertir que aquellos que se apartan de la doctrina de Cristo, no tienen a Dios. (1:9)
  5. Dejar claro que todo aquel que se aparta de la doctrina cristocéntrica no debe ser bienvenido, pues afectará con sus malas obras (1:10).

LUGAR DE ORIGEN DE LA CARTA: Juan escribe muy probablemente desde la ciudad de Éfeso, entre los años 85-95 del primer siglo. Parece ser que la Epístola va dirigido a una persona en particular, aunque es aplicable a todos los creyentes. Se omite el lugar en donde radica, por lo que hace imposible conocer el lugar exacto del destinatario.


ASPECTOS HISTÓRICOS QUE RODEAN A LA CARTA:
Se pueden mencionar algunos aspectos que rodearon esta etapa histórica de la iglesia:
1) Para el año en que se escribe la Epístola ya estaban surgiendo distintos grupos de pensamiento cristiano y nuevas doctrinas dentro de la iglesia.
2) Toma auge la corriente gnóstica, lo cual trajo un sisma doctrinal en las iglesias que ponía en riesgo la predicación de la sana doctrina.
3) Posterior a este período surge la Patrística (los padres de la iglesia primitiva).

Para Meditar

CONSEJOS PASTORALES DE LA CARTA: • Para que los creyentes mantengan el amor fraternal (1:5). • Para que se mantenga la obediencia a los mandamientos apostólicos que recibieron desde que escucharon el mensaje del Evangelio (1:5). • Para que la iglesia estuviera alerta y no cayera en la trampa de los engañadores (1:7); • Para que la iglesia no perdiera el fruto del trabajo, cuidando permanentemente la enseñanza la sana doctrina. (1:8). • Para que consideraran la importancia de perseverar en la doctrina de Cristo (1:9); • Finalmente, una exhortación a rechazar a todo aquel que llegue a ellos con una falsa doctrina (1:20).


CRISTOLOGÍA: El pensamiento central de la Carta está en el versículo 7: “Porque muchos engañadores han salido por el mundo, que no confiesan que Jesucristo ha venido en carne. Quien esto hace es el engañador y el anticristo”.
2 Juan se encuentra en paralelo cercano con el tema de 1 Juan: un llamado a los fundamentos de la fe, manteniendo los principios básicos del cristianismo. Es decir, una adherencia a la verdad (v.4), el amor (v.5) y la obediencia (v.6).
La enseñanza gnóstica se menciona en ésta y las otras dos cartas del apóstol Juan, precisando lo que es bíblico y señalando sus falsedades:
• La defensa de la encarnación de Jesucristo. Dado que los gnósticos negaban la encarnación de Cristo, es decir que Jesús nació de una virgen, siendo completamente hombre y completamente Dios.
• La salvación por la fe y el perdón de los pecados únicamente por el sacrificio de Cristo.
• Los gnósticos enseñaban que el ser humano puede salvarse por sí mismo. Y muchos creyentes habían adoptado esa falsedad.
• Enseñaban los falsos maestros que Jesús vino a darnos a conocer a Dios, pero no en un cuerpo material, sino tan solo en apariencia corporal, porque la materia es mala y destructora.
Era el final del siglo y el evangelio se había predicado por más de 50 años en mucha comunidades. Las cartas juaninas ayudaron a detener las desviaciones.


CONTENIDO ESCATOLÓGICO: Aunque 2 de Juan no tiene el propósito de ser una carta escatológica, menciona una característica que distingue a los anticristos en términos generales: todos aquellos que niegan la encarnación del Hijo de Dios.

LA IMPORTANCIA DE LA UNIDAD DOCTRINAL DE LA IGLESIA: 2 Juan, refleja una preocupación constante por mantener la unidad de la doctrina dentro de la iglesia. La sana doctrina es la verdad misma reflejada en los corazones de los creyentes temerosos de Dios que guardan en su espíritu la palabra pura. El regocijo del Anciano refleja el gozo divino al ver a su pueblo caminando y defendiendo la verdad, la correcta actitud manifestada no solo en el amor mutuo, sino en la obediencia a la fe y a la Palabra de Dios. La iglesia moderna, no está exenta de los desafíos al defender la fe contra lo falsos maestros, que tuercen el evangelio, usados por un espíritu engañador con el único propósito de destruir el fruto de la iglesia, por el que se ha trabajado arduamente.

El gnosticismo, al igual que las religiones modernas, es una simulación de conocimiento elevado, pero que carece del espíritu de la verdad. Hoy en día doctrinas como las de Los Testigos de Jehová, los mormones, los adventistas, y la religión popular, como fue con la corriente gnóstica se ponen el manto de la fe cristiana, pero carecen del espíritu de la verdad. El llamado sigue vigente para presentar defensa contra las falsas doctrinas que sigilosamente apartan a los creyentes de la verdad.

El contraste que existe entre los verdaderos creyentes con respecto a los falsos es notorio cuando los segundos no perseveran y se alejan de la doctrina de Cristo habiendo perdido toda identidad con la divinidad. Mientras que aquellos que se mantienen firmes en la doctrina, sin fluctuar, son depositarios de la divinidad en su corazón; por tanto, es de suma importancia que los verdaderos creyentes estén alertas sobre los falsos cristianos, —los cuales se filtran en las iglesias del Cordero—, defendiendo con celo santo la sana doctrina. Aun cuando se tenga que cerrar las puertas a alguien que se ha apartado de la verdad, como lo recomendaba el apóstol Juan, ya que de lo contrario correrán peligro los más débiles de la iglesia.


Bosquejo


  1. Salutación (1:1,2)
  2. Bendición del Anciano (1:3)
  3. Alabanzas y exhortación a la señora elegida (1:4-6)
    1. El regocijo del Anciano (1: 4)
      1. Porque los hijos de la señora elegida andan en la verdad. (1:4a)
      2. Porque los hijos de la señora elegida andan conforme al mandamiento del Padre (1:4b)
    2. Confirmación del mandamiento recibido del Padre (1:5,6)
      1. Exhortación al amor mutuo (1:5)
      2. Exhortación para andar en amor (1:6)
  4. Advertencias del Anciano a la señora elegida (1:7-11)
    1. Primera advertencia: contra los engañadores. (1:7)
      1. Los engañadores niegan la encarnación de Jesucristo (1:7a)
      2. Los engañadores tienen el espíritu del anticristo (1:7b)
    2. Segunda advertencia: Con respecto al fruto de su trabajo (1:8)
      1. El fruto debe cuidarse celosamente (1:8a)
      2. Mantener memoria del costo por lograrlo (1:8b)
      3. Esperar cabal recompensa por el fruto obtenido (1:8c)
    3. Tercera advertencia: Con respecto a los que retroceden (1:9-11)
      1. Los que se alejan y no perseveran en la doctrina de Cristo, han perdido su salvación (1:9)
      2. Deben ser expulsados de la iglesia por sus falsas doctrinas (1:10)
      3. El que recibe al que retrocede está en peligro de seguir el mismo desvío (1:11)
  5. Despedida (1:12,13)


© 2022 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.