LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios

2 Corintios

Galátas

Efesios

Filipenses

Colosenses

1Tesalonicenses

2Tesalonicenses

1Timoteo

2Timoteo

Tito

Filemon



EPÍSTOLA A TITO CAPÍTULO 3

Justificados por gracia Tito 3:1-7
3:3-5 “Porque nosotros también éramos en otro tiempo insensatos, rebeldes, extraviados, esclavos de concupiscencias y deleites diversos, viviendo en malicia y envidia, aborrecibles, y aborreciéndonos unos a otros.4Pero cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador, y su amor para con los hombres5 nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo,”


El Apóstol marca un contraste entre la conducta pasada del creyente y la naturaleza de Dios que es amor y bondad, lo cual constituyen dos motivos para tener presente el ser conducidos por una buena conducta. Porque nosotros también éramos en otro tiempo insensatos, rebeldes, extraviados, esclavos de concupiscencias y deleites diversos, viviendo en malicia y envidia, aborrecibles, y aborreciéndonos unos a otros. Este parece ser el perfil de un pecador y donde vemos intercalada la humildad del Apóstol al incluirse el mismo en la lista, lo cual vemos que no es su intención denigrar a nadie, sino más bien concientizar acerca de la obra de Dios en las vidas que han sido traspasadas de las tinieblas a la luz admirable, indiscutiblemente se contraponen a las sanas costumbres que se esperan de los creyentes cretenses. Hay un paralelismo de ideas y concepto en (Ef 2:1-5) donde se describe una lista minuciosa y detallada de los pecados tanto de judíos como gentiles.

Antes de la conversión, los cristianos eran insensatos, viviendo en una completa ceguera y desconocimiento de lo divino. y como no procuraron conocer a Dios, Dios los entregó a su réprobo sentir (Ro 1:28). Estaban a oscuras en su conocimiento, alejados de la vida de Dios, a consecuencia de la ignorancia que hay en ellos, a causa del endurecimiento de su corazón (Ef.4:18). Eran desobedientes, llenos de resistencias con respecto a la voluntad de Dios y sus mandamientos, de tal forma que se alejaban cada vez más de la verdad de Dios y caminaban por el error. Se habían convertido en esclavos de sus pasiones; pues Dios los había entregado a sus pasiones vergonzosas (Ro 1:26). Ellos seguían los deseos de la carne y cumplían la voluntad de ella y eran por naturaleza hijos de ira como los demás (Ef.2:3). En su vida dominaba el egoísmo más denso, que se manifestaba en la malignidad y en la envidia. La desunión, las luchas y el odio mutuos caracterizaban su vida cotidiana. Iluminado por la luz de la gracia de Cristo, el Apóstol contempla las terribles tinieblas que envolvían la vida antes de la redención de Jesucristo. Los cristianos no deben olvidar este pasado, por lo tanto, deben comprender a los que aun viven en tinieblas, más nunca imitarlos.

Inmediatamente Pablo pasa a manifestar la única forma y manera en la cual el hombre puede ser liberado y transformado de un estado de esclavitud, oscuridad y desenfreno moral, nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, y es la manifestación del carácter de Dios revelado en el amor y la bondad de Dios a través de la justificación y la gracia del perdón. Es una verdadera transformación, un giro de 180º grados, en la que el hombre deja de ser un esclavo del pecado, para convertirse en un hombre libre de pecado. Con un pensamiento claro sobre lo bueno y lo malo, donde no hay mas neblina que nuble su pensamiento. Sino la perfecta claridad para apreciar el amor sublime de Dios.

El comentario del Nuevo Testamento Barclay dice: Es debido a su bondad, La palabra original es jréstótés, que quiere decir benignidad. Alude a ese espíritu que, por pura bondad, está siempre dispuesto a dar todo lo que sea necesario. Jréstótés es la amabilidad que todo lo abarca y abraza, que se manifiesta no solo en un sentimiento cálido sino también en una actitud siempre generosa. su amor para con los hombres la palabra original es filanthrópía, que se define como el amor al ser humano. Los griegos mucho esta hermosa palabra la usaban refiriéndose a la amabilidad de un hombre bueno hacia sus semejantes, a la generosidad de un rey bueno hacia sus súbditos, a la activa compasión de un hombre caritativo hacia los que estaban en cualquier angustia, y especialmente a la compasión que movía a un hombre a redimir a un semejante que había caído cautivo. dos activos en la obra de salvación, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo puede ser una referencia al bautismo donde Pedro describe cómo tiene lugar la conversión e iniciación en la fe cristiana, o a la limpieza del creyente de la culpa del pecado, cumplida por la regeneración. La regeneración o nuevo nacimiento, es el cambio operado en el interior del hombre donde pasa de la naturaleza caída a un cambio interior, por la acción del Espíritu Santo. El sustantivo “regeneración” (palingenesia) aparece sólo dos veces en el Nuevo Testamento. En (Mt 19: 28) denota la restauración escatológica de todas las cosas (Hch 3:21; Tit 3:5) se refiere a la renovación del individuo. La regeneración no depende de ningún tipo de cooperación humana, viene por la fe y el arrepentimiento. (Ro 5:1; Ef. 2:8).

La renovación en el Espíritu Santo: Alude al papel del Espíritu Santo al propiciar un nuevo nacimiento en el creyente y al concederle vida eterna.

Si el cristiano con una fe verdadera y auténtica, se adhiere a esta bondad de Dios hecha carne y a este amor por los hombres, es decir a Jesucristo, si se entrega con toda su persona al Dios encarnado, entonces Dios lo libera de la corrupción eterna mediante un baño de regeneración, el bautismo de agua. La palabra «regeneración», tomada del judaísmo helenista de entonces, es traspasada al bautismo cristiano, porque éste hace del hombre una nueva creación. “Las cosas viejas pasaron, he aquí todas son hechas nuevas” 2 Corintios 5:17. Mediante el bautismo se introduce en el alma del hombre el germen de una vida nueva sobrenatural y comienza para los hombres una vida más noble. La respuesta a Nicodemo es os es necesario nacer de nuevo. Así que solo es exclusivo de los creyentes, solo ellos pueden disfrutar y experimentar la operación vivificadora del Espíritu Santo ya que no puede operarse en aquellos que están muertos en delitos y pecados (Ef 2:1-10).

Nota Doctrinal

El Concilio de las Asambleas de Dios en México, en la declaración de fe reconoce 2 sacramentos:
Bautismo en agua. Creemos en el bautismo en agua por inmersión en el nombre del Padre, Hijo y Espiritu Santo, como testimonio de una limpia conciencia, resultado de haber aceptado a Jesucristo como Salvador persona (Mt 28:19; Mr 16:16; Hch 2:38)
La cena del señor. creemos que es un sacramento u ordenanza de nuestro señor Jesucristo Mt 28:26-28 y en los incisos 15.1,15.2,15.3, se detalla su valor, simbolismo y recordatorio.

© 2021 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.