LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios

2 Corintios



2 CORINTIOS CAPÍTULO 1
Salutación, 2 Corintios 1:1,2

1:1, 2 “Pablo, apóstol de Jesucristo por la voluntad de Dios, y el hermano Timoteo, a la iglesia de Dios que está en corinto, con todos los santos que están en toda Acaya: 2Gracia y paz a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo”.


Escritores:
Pbra. M. Meribah García Texón
Pbro. Francisco J. Rosas Flores
Pbra. Raquel Rivera Jiménez
Pbra. Isis Ivonne Pérez G.
Pbro. Luis Fernando Caballero C.
Pbra. Beatriz E. Ramírez Rosales
Escritor de la introducción:
Dr. J. Guadalupe Reyes

Editores:
M. Meribah García Texon
B. Elizabeth Ramírez Rosales.
Rev. David L. Aguillon
Dr. Teofilo J. Aguillon
Diseño y mercadeo: Joel y Rubén D. Aguillon

CIRCUNSTANCIAS HISTÓRICAS

La Iglesia no hizo su aparición en la historia por casualidad Dios había trabajado con el diseño del Imperio Romano por varios siglos. Cuando el Espíritu Santo fue derramado en el Pentecostés, el Imperio contaba con una infraestructura física, política, económica y social que permitiría la difusión del Evangelio de Jesucristo.

La Iglesia nació en el momento justo y los apóstoles fueron los estrategas del Reino, que no se detuvieron a estudiar o discutir si el ambiente del Imperio era bueno o malo, simplemente se concentraron en aprovechar la coyuntura geopolítica para la expansión del Reino, y fundaron las congregaciones más importantes del primer siglo.

Hechos 18: 1-18 relata la visita del apóstol Pablo a la ciudad de Corinto, que era la capital de la provincia romana de Acaya en el sur de Grecia. Pablo salió de Atenas la capital intelectual, para ir a Corinto la capital política y económica; también la ciudad carnal, el centro de pecado del Imperio Romano, que en los tiempos de Pablo fue llamada “La feria de la vanidad”, famosa por su maldad en variadas categorías. Se hizo popular el verbo “corintear” para referirse al hecho de cometer todo tipo de excesos. Su paralelo hoy en día serían: “Las Vegas, en Estados Unidos “y “Las vitrinas de Ámsterdam, en Holanda”.

Cuando Pablo visitó Corinto encontró que era la ciudad más cosmopolita de la región y decidió establecer su base misionera allí, dadas las excelentes oportunidades de influenciar a las diferentes culturas. Un grupo de judíos creyentes fueron sus aliados para establecer la Iglesia.

En Corinto Pablo encontró un excelente púlpito para predicar el Evangelio. En principio, a un pequeño grupo de judíos conservadores con vidas ordenadas y luego a un amplio espectro de gentiles provenientes de un mundo idólatra, con vidas revueltas. Los consejos e instrucciones dados a ellos sirven inmejorablemente para la iglesia actual.

PATERNIDAD APOSTÓLICA

I. INTRODUCCIÓN (1:1–9)

A.La Iglesia de Corinto pasó por sus altibajos como toda congregación, no importando haber tenido el privilegio de que hombres de alto calibre como Pedro, Apolos, Aquila y Priscila, Timoteo, Silas, Tito y el mismo apóstol Pablo, aportaran su distinguida mentoría a los creyentes que se iban desarrollando en esa iglesia. Fue una congregación con oradores de plataforma internacional, tal vez como ninguna, que aun con toda esa formación de calidad, presentó debilidades y desórdenes. Tales asuntos Pablo los trató con s
everidad en la primera carta.

Fue más conciliador en la segunda, a la que agregó mucho de su testimonio lleno de penalidades, sacrificios y ataques: afirmando: “pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros, que estamos atribulados en todo, mas no angustiados; en apuros, no desesperados; perseguidos, más no desamparados; derribados, pero no destruidos; llevando en el cuerpo siempre por toda partes la muerte de Jesús” (2 Co 4:7-10a)

A la mitad de la epístola, en los capítulos 8 y 9, escribe una serie de declaraciones exaltando el ejemplo de Jesús de darse por los creyentes: “porque ya conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que por amor a vosotros se hizo pobre, siendo rico, para que vosotros con su pobreza fueseis enriquecidos” (2 Co 8:9), estableciendo un paralelo con la disposición de las iglesias de Macedonia en el norte y de otras iglesias en Asia y la muy posible disposición de los corintios para dar, en lo cual Pablo se gloría (2 Co 9:2).

Además recalca los cambios experimentados por ellos y su disposición para aportar financieramente a favor de los pobres de Jerusalén.

Los comentaristas llaman a la segunda carta de corintios:

“La carta de la reconciliación” y también “La epístola más personal” El establecimiento de la Iglesia de Corinto ocurre en lo que se conoce como el segundo viaje misionero del Apóstol Pablo. Luego en el tercer viaje misionero habría de realizar una visita de afirmación, correcciones y encomios a la creciente Iglesia

Pablo mantuvo su labor apostólica instruyendo a los hermanos de Corinto por medio de sus escritos. La primera carta que envió con Timoteo llevaba un tono correctivo; la segunda carta, como ya se dijo, era de reconocimiento a los cambios experimentados por ellos, la cual envió con Tito, desde alguna ciudad de Macedonia, probablemente Filipos entre los años 55-57 d.C. “ Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra: como está escrito: Repartió, dio a los pobres; su justicia permanece para siempre” (2 Co 9:8,9)

PATERNIDAD APOSTÓLICA

La carta presenta tres asuntos importantes:

1. La consolación de Dios.
2. La generosidad del cristiano.
3. La defensa del apostolado.

En el primer asunto refiriéndose a la consolación de Dios, el Apóstol toma una actitud paternal que consuela a sus hijos después de disciplinarlos. Aparece con mucha frecuencia el termino consolación.

Pablo inicia la epístola consolando en 2 Co 1:3 y cierra la epístola consolando en 2 Co 13:11, de la siguiente manera:

1. La consolación de Dios asiste al que sufre, 1:3-11
2. La consolación de Dios asiste al pecador, 2:7
3. La consolación de Dios asiste a sus ministros, 6:3-10.

La generosidad es presentada por Pablo como una gracia, y pone como ejemplo a las Iglesias de Macedonia, especialmente la de los hermanos filipenses que antes de dar una ofrenda, se dieron ellos primeramente al Señor, (2 Co 8:5). Las dadivas tenían un destino, los santos pobres de Jerusalén y Pablo presenta a Tito como un hombre con una capacidad administrativa y un carácter moral para la colecta de finanzas.

Pablo presenta una defensa por sus ovejas, su apostolado y su mensaje. En su redil se han infiltrado lobos que están inquietando al rebaño con falsas doctrinas y lo más triste es que eran hebreos judaizantes, orgullosos de su descendencia de Abraham, de ser los sucesores de Moisés y los verdaderos servidores de Cristo, además de emprender una campaña de desprestigio contra Pablo.

Se burlan de su apariencia, de su manera de hablar, dicen que es inculto, muy voluble en sus emociones, recio en palabra y débil en persona. Ponen en duda su vocación apostólica y arremeten contra su integridad diciendo que es un interesado y explotador de los creyentes.

Pablo se defiende llamándoles los súper apóstoles, traficantes del mensaje divino, predicadores de un falso evangelio y apóstoles de Satanás. Pablo presenta sus credenciales y hace una apología de su ministerio apostólico, superior al de Moisés; Dios en su misericordia lo ha llamado y le ha encomendado el ministerio de la reconciliación.

Se despide anunciando su tercera visita apostólica donde la iglesia de Corinto verá la prueba de su apostolado y manifestación del poder de Dios.

BREVE BOSQUEJO:

I. LA CONSOLACIÓN DE DIOS, Capítulos 1-7.
II. LA GENEROSIDAD DEL CRISTIANO, Capítulos 8-9.
III. LA DEFENSA DEL APOSTOLADO, Capítulos 10-13.

DOXOLOGÍA.

2 Corintios 13:14. Es un ejemplo para todas las generaciones, de como despedir propiamente un culto. “La Gracia del Señor Jesucristo, el Amor de Dios, y la Comunión de Espíritu Santo sean con todos vosotros. Amen”.

© 2018 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.