LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios

2 Corintios



La ofrenda para los santos 2 Co 8:1-24

8:22-24 Enviamos también con ellos a nuestro hermano, cuya diligencia hemos comprobado repetidas veces en muchas cosas, y ahora mucho más diligente por la mucha confianza que tiene en vosotros. 23En cuanto a Tito, es mi compañero y colaborador para con vosotros; y en cuanto a nuestros hermanos, son mensajeros de las iglesias, y gloria de Cristo. 24Mostrad, pues, para con ellos ante las iglesias la prueba de vuestro amor, y de nuestro gloriarnos respecto de vosotros”. 


Se añade un tercer miembro al equipo que tendrá esta responsabilidad de mayordomía, este es otro participante sin nombre, pero uno que ha sido aprobado, y es fiel y confiable. “Cuya diligencia hemos comprobado muchas veces”, es una frase que caracteriza un atributo de este hermano en la fe. Este embajador recibió su acreditación a través del esmero que ha mostrado en el esparcimiento del evangelio.

Aunque este es un requisito básico para el liderazgo cristiano, se precisa de un análisis y examen personal. Antes de añadir a esta persona al equipo, tuvo que pasar la prueba de análisis “muchas veces”. Una cualidad final de esta persona era el respeto y la confianza que tenía en las iglesias con quienes iba a trabajar: “la mucha confianza que tiene en vosotros”.

En cuanto a Tito, es mi compañero y colaborador para con vosotros; y en cuanto a nuestros hermanos, son mensajeros de las iglesias, y gloria de Cristo. Una vez más Pablo afirma su confianza en Tito: “él es compañero mío y colaborador”. Además, los otros hermanos “son mensajeros de las iglesias”. En sus hombros descansaba la responsabilidad de hablar a favor del evangelio y actuar en nombre de Cristo. El servicio de estos grandes hombres de Dios glorificó a Cristo.

Texto controversial

“mensajeros de las iglesias” parece ser que estos dos hermanos comisionados junto a Tito, a quien se refiere Pablo, eran apóstoles también, porque la palabra “mensajeros” en el Griego es “apostoloi” y quiere decir “apóstol”. Eran mensajeros o apóstoles en el sentido de que fueron comisionados por las iglesias y eran “gloria de Cristo”. No eran “apóstoles de Cristo” porque no cumplían con los dos requisitos que se marcaron a Matías, para ser uno de los 12, a saber: que hubieran andado con Jesús y que le hubiesen visto resucitado (Hechos 1: 21,22). Ni recibieron una comisión directa de Él como Pablo (Hechos 9:15; 22:14; 26:16; Gá 1:1; 1 Ts 2:6).

Actualmente algunos pastores y líderes destacados son llamados apóstoles, pensando en la vigencia de Efesios 4:11 , es decir que los 5 ministerios no han desaparecido en la vida de la iglesia. Muchos, evitando negar su notable liderazgo y queriendo reconocerlos, insisten en que no es un cargo, sino una función activa.


Pablo explica por qué toma con tanto cuidado esta ofrenda. Es para que nadie los desacredite con respecto a este abundante donativo que van a administrar, para que todo lo que se haga sea recto no sólo delante del Señor, sino también delante de los hombres.

El pasaje concluye con una breve recomendación de Pablo a favor de los tres y un llamado a que los corintios den pruebas, cuando estos siervos lleguen, de su amor por él y de lo cierto que estaba al jactarse de ellos ante los macedonios. Digno es de destacar la importancia que tenía para el apóstol elogiar a los obreros cristianos como animar a los creyentes en general.

Para Meditar

Recibir una encomienda y realizarla con excelencia habla muy bien de la calidad de la persona que la ejecuta. Terrenalmente se puede recibir un sinfín de títulos, honores y homenajes por la trayectoria o el magnífico desempeño ministerial, pero ninguno de estos logros se podrá comparar al glorioso momento de estar frente al Rey de Reyes y escuchar decir: “Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor” ( Mateo 25:23). La iglesia en todo momento debe estar presta para otorgar el apoyo a los necesitados, expresando misericordia y actuando con sensibilidad, no esperando el reconocimiento de los demás, sino que las buenas obras hablen de la verdadera realidad en Cristo.


© 2018 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.