LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios

2 Corintios



2 CORINTIOS CAPÍTULO 5
Viviendo por la fe, 2 Co 5:1-10.

5:1 “Porque sabemos que si nuestra morada terrestre, este tabernáculo, se deshiciere, tenemos de Dios un edificio, una casa no hecha de manos, eterna, en los cielos.”


Porque sabemos…El apóstol siguiendo con su hilo de pensamiento desde el capítulo 4, versículo 7, sobre el tema de “vivir por Cristo” y todo lo que eso conlleva, -positivo y negativo- afirma que se debe estar consciente que los sufrimientos son momentáneos y pasajeros y que ciertamente se experimenta un poco de aflicción, pero comparándolos con lo eterno, son nada. Por lo que el cristiano se debe mantener firme y sin desmayar. Por eso, dedica un importante espacio para comparar el cuerpo terrestre con el celestial.

El Apóstol usa un hermoso lenguaje para denominar el cuerpo en el que habitamos: “una morada terrestre, un tabernáculo” y así mismo, representativas figuras de lenguaje para nombrar el sitio a donde iremos: “un edificio, una casa no hecha de manos”. Expresiones poéticas, pero no fantasiosas, sino muy reales.

La expresión gramatical que sigue: “se deshiciere”, proviene de un verbo comúnmente usado en las conquistas. Lo cual lleva a la segunda frase “un edificio” divino, eterno, un cuerpo perfeccionado y sin limitaciones temporales. Quizá la mejor descripción sea la del teólogo Lewis Sperry Chafer, quien se expresa de la siguiente manera:  

“La actual experiencia de la vida humana residiendo en un cuerpo sentenciado a muerte, no tiene comparación con la espectación de la vida eterna en un cuerpo renovado, semejante al cuerpo resucitado de Cristo. Al describir este asombroso cambio, el Apóstol declara (1 Co. 15:41-57) que este cuerpo corruptible se revestirá de incorrupción; siendo ahora mortal, resucitará inmortal; sembrado en “deshonra”, resucitará en gloria; ahora tan débil, resucitará lleno de inefable poder; siendo ahora un cuerpo “animal”- adaptado al alma- se tornará cuerpo espiritual- adaptado al espíritu”.1

Muy al estilo judío, Pablo usa un hebraísmos,2 común, dedicado ahora a los gentiles, “una morada eterna”, refiriéndose no solamente a algo espiritual, como algunos predicadores primitivos lo mencionaban; sino, aplicándolo también al hecho de que se levantará un cuerpo en gloria, como el teólogo Louis Berkhof lo refiere:

“…la Biblia es muy explícita al enseñar la resurrección del cuerpo. A Cristo se le llama las “primicias” de la resurrección (1 Co. 15:20,23) y “el primogénito de los muertos” (Col. 1:18; Ap. 1:5). Esto implica que la resurrección del pueblo de Dios será semejante a la de su celestial Señor. La de Él fue una resurrección corporal y la de estos tendrá que ser de la misma clase. Además, la redención obrada por Cristo incluye también la del cuerpo (Ro. 8:23: I Co. 6:13-20). En Romanos 8:11 se dice explícitamente que Dios por medio de su Espíritu levantará nuestros cuerpos mortales.”3



Para Meditar

Como creyentes, nunca será una prioridad enrolarnos en algo mundano; la responsabilidad es de preocuparse por llegar a estar presentables para cuando nos encontremos con el autor y consumador de nuestra salvación. Si Cristo resucitó, nosotros juntamente con Él habremos de resucitar. La responsabilidad que recae en el creyente es servir como santuario terrenal, y si somos santuario de Cristo, es nuestro deber y responsabilidad vivir la santidad a plenitud.

1Lewis Sperry Chafer, Teología Sistemática, Tomo I, Ed. CLIE, VILADECAVALLS (BARCELONA) ESPANA, pag. 1193
2(Expresión o construcción que se consideran propias y características de la lengua hebrea)
3Berkhof, Louis, Teología Sistemática, Pag. 865-866.



© 2018 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.