LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios

2 Corintios

Galátas

Efesios

Filipenses

Colosenses

1Tesalonicenses

2Tesalonicenses

1Timoteo

2Timoteo

Tito

Filemon



2TIMOTEO CAPÍTULO 1

Testificando de Cristo 1:3-18
1:3-7 “Doy gracias a Dios, al cual sirvo desde mis mayores con limpia conciencia, de que sin cesar me acuerdo de ti en mis oraciones noche y día; 4deseando verte, al acordarme de tus lágrimas, para llenarme de gozo; 5trayendo a la memoria la fe no fingida que hay en ti, la cual habitó primero en tu abuela Loida, y en tu madre Eunice, y estoy seguro que en ti también. 6Por lo cual te aconsejo que avives el fuego del don de Dios que está en ti por la imposición de mis manos. 7Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio”.


Doy gracias a Dios, la raíz griega de la palabra gracias es Charis, cuyo significado es regalo, dar gracias implicaría dar regalos en muestra de reciprocidad a Dios por su don inefable. El apóstol evoca ejemplos que influyeron en su servicio a Dios: mis mayores, y una vida disciplinada, limpia conciencia. Aunque Pablo no esté aludiendo precisamente a la religión del judaísmo, sino, más bien a las actitudes de servicio mostradas por sus antepasados. Como creyente devoto y siervo dedicado, el apóstol practicaba la oración de noche y de Día, sin faltar la intercesión a favor de su hijo en la fe.

Deseando verte (Gr. Epipotheo), como un anhelo vehemente, no un mero formalismo o cumplido, sino una verdadera urgencia, la cual se puede confirmar en su insistencia al final de la carta: “procura venir pronto a verme” y “procura venir antes del invierno”(4:9,21). Ya que Pablo, preso en Roma no podría ir a Timoteo; sus esperanzas son que éste venga a verlo. “Al acordarme de tus lágrimas”, probablemente alude al evidente sufrimiento de Timoteo al ver al apóstol bajo su primer arresto, de modo que ver su rostro nuevamente le llenaría de gozo.

Trayendo a la memoria, señala un ejercicio mental voluntario, para nada extraño en Pablo, ya que dichos pensamientos son para él, gratificantes a la vez que edificantes. Este ejercicio del pensamiento es muy recomendable para todo creyente y Pablo así lo cree al decir “todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad” (Fil 4:8).

Habrá seguramente recuerdos de la vida impía y desde luego, tristeza por ello, pero el creyente ha de tener una mente renovada (Ro 12:2) nutrida de positivos pensamientos. Lo gratificante en dichos recuerdos acerca de Timoteo era su fe no fingida, o una fe sin hipocresía, la misma que había sido una gloriosa herencia para la eternidad, de parte de su abuela Loida, que se transmitió a su madre Eunice y también a él. “La “fe” de la madre y de la abuela de Timoteo era una fe judía que fue transformada gloriosamente por el evangelio (Hechos 16:1-3)”. No se sabe si Pablo las ganó en su primer viaje o los hermanos que se convirtieron, hicieron un buen trabajo con la familia.

Para Meditar

La mejor herencia que podemos entregar a nuestros hijos y nietos, será una fe genuina, digna de imitar. Qué mayor motivo de gozo para los padres y abuelos cristianos, ver los frutos de nuestro testimonio en ellos.


1:6 Al recorrer el pasado mediato de Timoteo, Pablo lo lleva a revivir el valor de su llamamiento divino, de ahí la expresión por lo cual te aconsejo, la palabra aquí usada para aconsejo es anamimnesko en griego, y es la única cita en la que se usa; su significado es recordar, por lo que se puede entender que Pablo estaba recordando una recomendación ya dada con anterioridad en la primera carta al hijo amado, “no descuides el don que hay en ti” (1Ti 4:14). Que avives, significa concretamente avivar o volver a encender un fuego, y ha de entenderse en el sentido figurado de atizar las brazas para que el fuego siga ardiendo. El fuego aludido es el don de Dios, que es “la gracia espiritual recibida para su cargo ministerial ya sea en su ordenación original o en su consagración para el cargo particular de superintendente de la iglesia efesia”. (ya se observa el surgimiento de rangos, en donde posiblemente la palabra “obispo” comenzó a usarse para un supervisor).


Nota Doctrinal

“Que avives el fuego del don de Dios”. Resalta el hecho de que los dones y el poder que el Espíritu Santo otorga, no permanecen fuertes y vitales de por sí. Deben ser avivados por la gracia de Dios mediante la oración, la fe, la obediencia y la diligencia. (B.Est. Pent. Pg. 1750)


Pablo reafirma su liderazgo espiritual sobre Timoteo, probablemente con el objeto de respaldar el ministerio de éste, dando a entender que Timoteo no se autodesignó como ministro de la iglesia, sino por “la imposición de mis manos”. La imposición de manos aquí citada estaba revestida de carácter oficial, ya que fue efectuada por un cuerpo plenamente identificado y reconocido por la iglesia, “el presbiterio” (1Tim 4:14); y con un sentido de elevada espiritualidad.

1:7 Para imprimir mayor fuerza al consejo anterior, Pablo advierte a Timoteo: si sientes cobardía, esta no viene de Dios, porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía. Se escribe espíritu con “e”minúscula aquí, lo cual hace una distinción entre el espíritu humano y el Espíritu Santo. El espíritu “representa el temperamento dominante que controla a uno en cualquier tiempo determinado (i.e., espíritu de pena, espíritu de ira)”.

De modo que el espíritu que Dios ha puesto en nosotros es el correcto y necesario para realizar nuestro servicio. Nos ha provisto de poder (Gr. Dynamis) que describe la capacidad de llevar cualquier cosa a cabo, esta es la misma palabra usada en Hechos 1:8, el decir “recibiréis poder”, dicho poder, es necesario para ser testigos valientes de Jesucristo. El amor es necesario para testificar con fidelidad el evangelio a aquellos que se encuentran en tinieblas; la palabra griega usada es ágape, que se usa por excelencia en referencia al amor de Dios y de sus hijos. La palabra sofronismós (usada únicamente aquí), traducida del griego como dominio propio, denota prudencia o moderación, virtud por demás necesaria en la vida diaria de testimonio.



© 2021 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.