LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios

2 Corintios

Galátas

Efesios

Filipenses

Colosenses

1Tesalonicenses

2Tesalonicenses

1Timoteo

2Timoteo

Tito

Filemon



2TIMOTEO CAPÍTULO 3

Carácter de los hombres en los postreros días, 2 Ti 3:1-17
2Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos,3 sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, 4 traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, 5que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita.


A continuación, Pablo hace una lista de las características de los individuos, que surgirían a través de las edades, y más evidentes en los postreros días:
Amadores de sí mismos del griego phílautos (un adjetivo, derivado de phílos, "amante" y autós, "de sí mismo") se traduce como un amante de sí mismo, una persona interesada solo en sus propios deseos.

Avaros este adjetivo philárgyros según Strong proviene de phílos, "amante" y árgyros, "de plata". Un amante del dinero, es decir, alguien enamorado de las ganancias personales. Pablo le dice en su primera carta que no debe ser “avaro” (1 Ti 3:3), también le recalca que “la raíz de todos los males es el amor al dinero” (1 Ti 6:10). El llamado de Timoteo, requería tener un corazón libre de avaricia, para que no se contaminaran las intenciones de su servicio.

Vanagloriosos, identifica a alguien como altivo, un impostor, un fanfarrón. Una persona hinchada por el orgullo, que no le permite mirar sus errores. Este tipo de persona muestra muchas cosas que en realidad no puede hacer, por lo que siempre busca a nuevos incautos a quien sorprender.

Soberbios, orgullosos, arrogantes. Una persona soberbia es aquella que se pone por encima de los demás, que siempre trata de sobresalir. Esta palabra se menciona en Santiago 4: 6: “Dios resiste a los soberbios”, sin embargo, en Proverbios 3:34 que “da gracia a los humildes”

Blasfemos, detractores y calumniosos; son aquellos que con infamia alteran las verdades divinas.

Desobedientes a los padres, son hombres que se rebelan y desobedecen, a sus padres biológicos. Se olvidan de la promesa recordada en Efesios 6:2,3 “Honra a tu padre y a tu madre… para que te vaya bien y seas de larga vida sobre la tierra”. También es una figura de autoridad. Los ingratos son aquellos que carecen de gratitud tanto hacia los padres, como hacia aquellos de quien han recibido alguna ayuda.

Impíos, quienes se burlan de lo santo, es decir, una falta de respeto intencional hacia las cosas de Dios.

Sin afecto natural, carentes de la capacidad de amar y de demostrar amor. En la carta a los Romanos también narra la condición de los individuos que no tienen cariño por nadie, ni son capaces de compadecerse por otros (Ro 1:31).


Para Meditar

Una de las características de la sociedad actual, es la falta de verdadero amor. Los padres, miembros de una sociedad caída, carecen de la capacidad de satisfacer en sus hijos una de las necesidades primordiales en la primera infancia, que es el sentirse amados. Las parejas han confundido el concepto del amor, y como consecuencia, por el raquítico amor que expresan, se multiplican los problemas de pareja, y las heridas y daños a los hijos son más frecuentes, propiciando la destrucción familiar. Pablo en su carta a los corintios, nos expresa el valor del amor en conjunto con la expresión de los dones espirituales. (1 Co 13:1-13). Hoy más que nunca el mundo necesita conocer el amor de Dios a través de su iglesia. Es imperante que aquel que quiera servir a Dios, analice su corazón y le pida al Espíritu Santo que le llene de su amor para poder amar a otros, de la manera que Cristo nos amó.

El adjetivo Implacables se deriva del griego aspondos que se traduce como: desleales, sin tregua. Por lo tanto, son personas que no dan tregua a sus ambiciones, incapaces de complacer a otros y de perdonar.

Los Calumniadores son personas que difaman, critican injustamente.

Los intemperantes son aquellos que no tienen control de sí mismos.

Crueles son los que muestran tratos inhumanos y salvajes, aun con su propia familia.
Los aborrecedores de lo bueno son personas que están en contra de las cosas de Dios y se pronuncian enemigos de Él. Contrarios al consejo que Pablo da a Tito de ser “amante de lo bueno”. (Tito 1:8)

Los traidores entregan a sus amigos en mano de los enemigos, ya sea en el trabajo, en la vida pública y en la misma iglesia.

Los impetuosos son imprudentes que actúan precipitadamente.

Infatuados, viene del vocablo tuphoó que significa "humo", soplar humo, nublar el aire. Personas que tienen una mentalidad confusa, un extravío moral, una cordura limitada. Han perdido el discernimiento espiritual, que les permita ubicarse correctamente.

Amadores de los deleites más que de Dios, según Strong, amadores se deriva de dos palabras philos y hedone (amoroso placer), quiere decir una persona que busca el placer por encima de todo y de todas las cosas, incluyendo al Señor. Aquí se ubican los hedonistas (doctrina filosófica que coloca el placer como el bien superior del ser humano, desarrollada por Aristipo de Cirene, discípulo de Sócrates) quienes afirman que el placer tiene el objetivo de reducir el dolor, por lo tanto es el único medio para alcanzar la felicidad. Seguramente que los apóstoles Pedro, Pablo y Juan contendieron con esos filósofos griegos, presentando al Señor Jesucristo como el dador absoluto de la vida y el satisfactor de todo deseo (1 Jn 5:12)

que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita.
Tal vez, de toda la lista que describe a los impíos, esta característica sea la más peligrosa: “tendrán apariencia de piedad”, pues es engañosa para los ingenuos y esperanzadora para los creyentes que quieren ver un cambio en las personas. Actuarán como personas religiosas, pero rechazarán el verdadero poder de la religión. Pablo hace mención de esto, en su carta a Tito de “aquellos que dicen conocer a Dios, pero con sus acciones le niegan”. (Ti 1:16). a éstos evita,

Para Meditar

. El consejo que le da Pablo a Timoteo con respecto a toda esta lista de individuos con carencia de valores morales y espirituales era imperativo, no debía vacilar ante tal advertencia: ¡evítalos! Hoy en día es común tropezar en el ejercicio del ministerio con hombres de esta calaña. El consejo sigue siendo válido: ¡evítalos!, evitar todo tipo de influencia.

© 2021 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.