LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios

2 Corintios

Galátas

Efesios

Filipenses



Hacia la Meta, 3:15-21

3:20 Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo;


“nuestra ciudadanía”. Se observa el notable contraste respecto a la recompensa para los fieles y el lugar al que son destinados los enemigos de la cruz.

Ahora Pablo menciona el sentido de pertenencia con la familia celestial (Ef 2:19), animando a los creyentes a mantenerse en las promesas, que su morada aquí en la tierra es temporal (Juan 14:2,3), aun con todos sus sufrimientos (Ro 8:18). El mismo no aceptó las cosas temporales de este mundo, recalcando “no os conforméis a este siglo” (Ro 12:2).

Para Meditar

es grande la lista de los “héroes de la fe”, de los que creyeron que había un lugar celestial mucho mejor: Abel, Enoc, Noe, Abraham. Isaac, Jacob, Moisés y otros, mencionados en Hebreos capítulo 11. De tal manera que el creyente no debe sentir que pertenece a esta tierra, como todos aquellos fieles que fueron antes, seguros que nuestra ciudadanía está en los cielos.



“los cielos, de donde también esperamos al Salvador” Si nuestra morada está en los cielos, conviene con paciencia aguardar la venida de nuestro Salvador (1Ts 1:10). En la ascensión de Cristo, los ángeles dijeron a los discípulos que “ese mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo” (Hechos 1:11).



© 2020 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.