LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios

2 Corintios

Galátas

Efesios

Filipenses

Colosenses

1Tesalonicenses

2Tesalonicenses

1Timoteo

2Timoteo

Tito

Filemon

Hebreos

Santiago

1Pedro

2Pedro

1Juan

2Juan

3Juan

Judas



Llamamiento a una vida santa 1 P 1:13-25


1:17-21 “ Y si invocáis por Padre a aquel que sin acepción de personas juzga según la obra de cada uno, conducíos en temor todo el tiempo de vuestra peregrinación; 18 sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata, 19 sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación, 20 ya destinado desde antes de la fundación del mundo, pero manifestado en los postreros tiempos por amor de vosotros, 21 y mediante el cual creéis en Dios, quien le resucitó de los muertos y le ha dado gloria, para que vuestra fe y esperanza sean en Dios”.


La frase, “sin acepción de personas”, es la traducción de un adverbio griego, aprosopoleptos, que indica completa imparcialidad, literalmente, “que no recibe soborno”. Es reconfortante el saber y ver que Dios no juzga conforme a los estándares de este mundo, ya sea sobre la base externa de características como presencia estética, riqueza, cultura o posición social, “Jehová no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón” (1 S. 16:7).

El temor que ha de caracterizar a los peregrinos que vamos al cielo. Es un temor que Dios aprueba y que Sus hijos fieles sienten. Es el temor del Señor que es el principio de la sabiduría (Salmos 111:10; Dt 6:2; Pr.1:7; 3:13; 14:26, 27). Tal temor no es la actitud tímida de cobardía, sino de emoción valiente ¡qué sobre todo lo demás teme desagradar a Dios!

18“sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata, 19 sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación”

Pedro no pierde oportunidad de recalcar la doctrina apostólica y es el exaltar y enfatizar la redención por medio de Jesucristo, el redentor prometido, redactando una de las porciones escriturales más repetidas por los predicadores y por los creyentes cuando testifican.

la palabra “rescatado”, deriva de lutroo, que significa librar a alguien al pagar un rescate. Era usada con frecuencia en los tiempos de esclavitud para obtener la libertad de personas esclavizadas por medio del pago de una suma de dinero para que fuesen libertados. Pedro la oyó de los labios del Señor durante su ministerio público cunado expresó: “Como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos” (Mt 20:28). El precioso del rescate fue alto. “preciosa”, del griego “timios”, que el Apóstol usó para referirse a la sangre de Jesús, está en fuerte contraste con las “cosas corruptibles” del versículo 18.

© 2022 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.