LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:



Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios

2 Corintios

Galátas

Efesios

Filipenses

Colosenses

1Tesalonicenses

2Tesalonicenses

1Timoteo

2Timoteo

Tito

Filemon

Hebreos

Santiago

1Pedro

2Pedro

1Juan

2Juan

3Juan

Judas

2Pedro 3:11-14 “Puesto que todas estas cosas han de ser deshechas, ¡cómo no debéis vosotros andar en santa y piadosa manera de vivir, esperando y apresurándoos para la venida del día de Dios, en el cual los cielos, encendiéndose, serán deshechos, y los elementos, siendo quemados, se fundirán! Pero nosotros esperamos, según sus promesas, cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales mora la justicia. Por lo cual, oh amados, estando en espera de estas cosas, procurad con diligencia ser hallados por Él sin mancha e irreprensibles, en paz.”


El apóstol Pedro habla ahora del día de Dios, que es equivalente al “día del Señor” mencionado en el 3:10 y que ya se explicó, desafiando a los creyentes a andar en santa y piadosa manera de vivir, sabiendo que todos los elementos serán deshechos.
Recuerda la promesa de que, a cambio, los creyentes esperamos, según sus promesas, cielos nuevos y tierra nueva. Instando a que los cristianos se esfuercen a vivir de tal manera, que cuando estas cosas sucedan seamos hallados por Él sin mancha e irreprensibles, en paz. Con la sabiduría ofrecida por nuestro Dios, para aparecer ante Cristo irreprensibles y con frutos de justicia para alabanza del Señor (Fil 1:10,11).


La Epístola a los Hebreos, pone de ejemplo para todos los creyentes al patriarca Abraham, quien habitó como extranjero en la tierra prometida, “porque esperaba la ciudad que tiene fundamentos, cuyo arquitecto y constructor es Dios” (11:14) y agrega “porque no tenemos aquí ciudad permanente, sino que buscamos la por venir” (13:14).


El apóstol Juan en Apocalipsis 2:1 ratifica la declaración inspirada de Pedro y nos muestra un vislumbre del cumplimiento: “Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existía más” (Ap 21:1).


© 2022 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.