LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios

2 Corintios

Galátas

Efesios



La mutua sumisión, Efesios 5:21-33
6:5-9 “Siervos, obedeced a vuestros amos terrenales con temor y temblor, con sencillez de vuestro corazón, como a Cristo; no sirviendo al ojo, como los que quieren agradar a los hombres, sino como siervos de Cristo, de corazón haciendo la voluntad de Dios; sirviendo de buena voluntad, como al Señor y no a los hombres, sabiendo que el bien que cada uno hiciere, ése recibirá del Señor, sea siervo o sea libre. Y vosotros, amos, haced con ellos lo mismo, dejando las amenazas, sabiendo que el Señor de ellos y vuestro está en los cielos, y que para él no hay acepción de personas.”

Ahora el Apóstol Pablo se dirige a los siervos, a quienes les pide que obedezcan a sus amos, así como los hijos deben hacerlo con sus padres; y que lo hagan con respeto y sinceridad, mostrándose leales a ellos.

Pablo les pide que se sujeten a sus amos, así como se sujetan y obedecen a Cristo. Que sirvan aun cuando su amo no los esté observando, como lo hacen los que solo pretenden agradar a los hombres, sino que de todo corazón hagan la voluntad del Señor. La versión RVC menciona el 6:6, así: “No actúen así sólo cuando los estén mirando, como los que quieren agradar a la gente”.

Les aconseja que su servicio sea de buena voluntad y no por obligación, entendiendo que dependiendo de cómo haya sido su servicio así será la recompensa que recibirán de parte del Señor. “sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís.” (Col 3:24).

Después de dirigirse a los siervos, cambia su enfoque hacia los amos, puesto que ellos también tienen responsabilidades con sus siervos, les pide que se conduzcan de la misma forma en que les pide a los siervos o esclavos que lo hagan con ellos. Pablo está pidiendo que dejen las amenazas, y que haya un trato igualitario entre ellos, pues ambos están en la misma posición delante del Señor, tanto los unos como los otros tienen un mismo Señor, un mismo Dios que desde los cielos está observándoles, ambos son hijos de Dios, y para él no hay acepción de personas.

Nota histórica

La esclavitud prevalecía en esa época, los hombres, mujeres y niños eran vendidos y llegaban a ser propiedad de quien los compraba. Ese tiempo se caracterizó por la humillación, brutalidad y abusos, tanto de parte de los amos como de los esclavos. Éstos se ocupaban de los quehaceres domésticos, de la actividad agrícola, de la industria incipiente, y de remar en las galeras o navíos de guerra. Como se sabe, había varias categorías; los más bajos eran “los huperetes”, que eran atados con cadenas remando en la parte baja de los barcos. Pablo se llama a si mismo huperete, cuando se califica como siervo. En la Inglaterra de los 1800s, la mitad de los habitantes eran siervos, fueran blancos o morenos, y trabajaban para algún noble. En los Estados Unidos hasta 1865, la raza negra obtuvo su libertad de la esclavitud. Muchos de los amos blancos eran cristianos que obedecían a Efesios 6:9 RVC: “ustedes, los amos hagan lo mismo con sus siervos. Ya no los amenacen. Como saben, el Señor de ellos y de ustedes está en los cielos, y él no hace acepción de personas” Cuando Abraham Lincoln decretó la abolición de la esclavitud, un buen número no se quiso ir de sus fincas, pues eran bien tratados.


Nota de carácter ético

El jefe o patrón no debe abusar de su posición o autoridad con sus empleados o trabajadores, ni los trabajadores abusar. Deben mostrar buen trato y respeto, ambos deben estar sujetos el uno al otro, así como lo están a Cristo. “Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos.” (Mt 7:12). Las Constituciones de los países con sus respectivas reglamentaciones, han regulado mucho el trato que se les debe dar a los trabajadores, pagándoles justamente y limitando el número de horas y días de trabajo


© 2020 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.