LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios

2 Corintios

Galátas

Efesios

Filipenses

Colosenses

1Tesalonicenses

2Tesalonicenses

1Timoteo

2Timoteo

Tito

Filemon

Hebreos

Santiago

1Pedro

2Pedro

1Juan

2Juan

3Juan

Judas



Hacedores de la palabra, Stg 1:19-27

2:6,7 “Pero vosotros habéis afrentado al pobre. ¿No os oprimen los ricos, y no son ellos los mismos que os arrastran a los tribunales?”  “¿No blasfeman ellos el buen nombre que fue invocado sobre vosotros?”


La incoherencia entre creer en Jesús y discriminar a las personas es insoportable para Santiago, actitud que seguramente se había intensificado con la llegada de personas ricas a las comunidades. Aunado a ello es magistral la mención que aun los mismos instigadores de la congregación han caído en la trampa de la discriminación, al hacer diferencia entre los ricos, a quienes les ofrecen un buen sitio, y a los pobres, a quienes invitan a quedarse de pie o en el suelo.

Es magistral el enlace entre la teología de los discípulos, con lo enseñado por el Cordero de Dios, quien les había advertido: “bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan” (Mt 5:11). Ellos fueron receptáculos directos de sus enseñanzas. Pedro lo dice así: “pero si alguno padece como cristiano, no se avergüence, sino glorifique a Dios por ello” (1 Pedro 4:16). Santiago, casi ve como normal que vituperen a los creyentes, mayormente a aquellos que no tienen bienes materiales, pues no tendrían algo para compensar, pero lo ilógico es que la vituperación sea por parte de los mismos miembros.

Una membrecía fuerte y duradera depende de la ayuda mutua entre los creyentes. Apoyando este concepto, Francisco Lacueva, parafrasea Efesios 4:16, “se ejerce por medio de las junturas, es decir, por el mutuo contacto y enlace de unos miembros con otros. Los miembros de la iglesia se enlazan por medio de sus ministerios peculiares, los cuales han de ejercitarse de acuerdo con los dones que cada uno ha recibido.”1

1Francisco Lacueva, La Iglesia, cuerpo de Cristo (Curso de Formación Teológica Evangélica, Tomo 6) Para más información consultar la tercera parte “la membrecía”.



© 2022 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.