LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios

2 Corintios

Galátas

Efesios

Filipenses

Colosenses

1Tesalonicenses

2Tesalonicenses

1Timoteo

2Timoteo

Tito

Filemon

Hebreos

Santiago

1Pedro

2Pedro

1Juan

2Juan

3Juan

Judas



No os gloriéis del día de mañana, 4:13-17

4:13,14 “¡Vamos ahora! los que decís: Hoy y mañana iremos a tal ciudad, y estaremos allá un año, y traficaremos, y ganaremos; cuando no sabéis lo que será mañana. Porque ¿qué es vuestra vida? Ciertamente es neblina que se aparece por un poco de tiempo, y luego se desvanece”.


Con una expresión de sorpresa, y en cierto grado de lamento el hermano del Señor inicia este segmento “¡Vamos ahora!” para seguir expresando recomendaciones ante la falta de sabiduría para proceder. El llamado está dirigido en este caso a aquel grupo de creyentes que a pesar del conocimiento de la ley y de los mandatos expresos de Jesús por medio de los apóstoles, hacían planes a diestra y siniestra sin tener en cuenta la voluntad de Dios “los que decís: Hoy y mañana iremos a tal ciudad, y estaremos allá un año, y traficaremos, y ganaremos”. Variados planes se forjaban en sus mentes y corazones, mas no tenían en cuenta el día de mañana. Bien lo expresó Jesús: “basta a cada día su propio mal” (Mt 6:34), incluso contó una parábola acerca de un hombre que se gloriaba de su posición económica sin tener en cuenta el curso de la vida y su culminación en la tierra (Lucas 12:16-21), así Santiago recalca: “cuando no sabéis lo que será el día de mañana”. Una declaración que el proverbista citó mil años antes: “No te jactes del día de mañana; porque no sabes que dará de sí el día” (Prov 27:1) y que sigue siendo muy recomendable dos mil años después.

“porque ¿qué es vuestra vida? Y seguido a ello expresa una comparación muy coloquial dentro del canon bíblico “Ciertamente es neblina que se aparece por un poco de tiempo, y luego se desvanece”. En pocas palabras nada. La neblina es como el humo o el aliento humano que se muestra en el aire frío. Una representación de lo fugaz que puede ser la vida. El patriarca Job ya se quejaba: “mis días fueron más veloces que la lanzadera del tejedor y fenecieron sin esperanza. Acuérdate que mi vida es un soplo” (Job 7:6,7) y con un lamento más conocido: “El hombre nacido de mujer, corto de días, y hastiado de sinsabores, sale como una flor y es cortado, y huye como la sombra y no permanece” (Job 14: 1,2).



© 2022 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.