LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios

2 Corintios

Galátas

Efesios

Filipenses

Colosenses

1Tesalonicenses

2Tesalonicenses

1Timoteo

2Timoteo

Tito

Filemon



Un buen ministro de Jesucristo, 1 Timoteo 4:6-16

4:11,12 “Esto manda y enseña. Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza”.


A Timoteo se le dice que mande y enseñe, que deseche los mitos profanos, se ejercite para la vida de piedad, se nutra de las palabras de fe y buena doctrina. La buena enseñanza hará que los creyentes sean buenos defensores de la fe, serviciales y útiles.

Ninguno tenga en poco tu juventud, esto es, ante todo, una palabra de ánimo a Timoteo que tal vez era tímido. En una cultura donde los mayores eran tenidos en alta estima, y en una iglesia donde los ancianos habían sido de más edad que Timoteo, estas palabras cobran importancia. Además, es una exhortación a la comunidad, que debía tener en cuenta que, a pesar de su juventud, Timoteo contaba con la autoridad de Pablo para enseñar.

Se puede suponer que hacia el año 51, cuando Timoteo se unió a Pablo, en el segundo viaje misionero, había llegado a una edad entre los 22 y los 27 años. Es difícilmente probable que el Apóstol hubiera permitido que un joven menor se le hubiera reunido para una obra tan difícil. Además, Timoteo debió de haber alcanzado un grado de madurez durante el primer viaje misionero de Pablo. Posiblemente Timoteo tenía, entre 34 y 39 años. Según Ireneo, —uno de los padres de la iglesia primitiva— la primera etapa de la vida abarca treinta años y se extiende hacia adelante hasta los cuarenta. Por lo tanto, Timoteo todavía era un joven. Tal vez, era considerado demasiado joven para el puesto que ocupaba: representante apostólico y como tal, jefe de todos los presbíteros/ancianos/pastores, en las iglesias de Éfeso y sus alrededores.

Estos presbíteros/ancianos, en el antiguo Israel, en la sinagoga de tiempos posteriores y también en la iglesia primitiva, eran generalmente avanzados de edad o por lo menos hombres maduros. Y aquí está Timoteo, un hombre mucho más joven y, además, persona reservada y tímida, ejerciendo autoridad sobre quiénes eran sus mayores por quizás 10 y hasta 30 o 40 años.

Timoteo no debía permitir que nadie lo despreciara por causa de su juventud. Tenía que lograr esto conduciéndose como un hombre consagrado, de sabio consejo y de sabiduría práctica. De un modo completamente natural tenía que conquistar el respeto de todos los creyentes. Pablo está tratando de decirle al joven pastor que debía ser el modelo de lo que los creyentes son y le marca seis atributos en los que debía ser ejemplo:
En palabra, esto es, en la conversación personal. El lenguaje es el medio de comunicación entre los hombres, pero también revela el interior del corazón (Mt 12:34). Si ser joven no le ayudaba a Timoteo a conseguir el respeto de los demás, su vida limpia sí lo lograría.
En conducta, esto es, en costumbres, hábitos, modo de tratar a las personas.
En amor, esto es la presencia de Dios mismo en el corazón del hombre. El amor es el primero de los frutos del Espíritu (Gá. 5:22). Es un profundo apego personal a sus hermanos y una genuina preocupación por su prójimo (incluidos sus enemigos), buscando siempre la promoción del bienestar de todos (1 Co 13:1-8).
En espíritu, Juan Calvino traduce esta palabra como ardiente celo por Dios.
En fe. Muchos comentaristas la ponen como sinónimo de fidelidad. La raíz pisteuo, aparece 245 veces, con varios significados. A Abraham su fe le fue contada por justicia (Ro 4:22); a los creyentes les llena de confianza por medio de la fe en Él (Ef 3:12); la fe es la substancia o convicción de las cosas que se esperan (Heb 11:1) etc. etc.
En pureza, en completa conformidad, de pensamiento y hecho, con la ley moral de Dios; lo que incluye limpieza, integridad y respeto en el trato con las damas.

© 2021 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.