LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios

2 Corintios

Galátas

Efesios

Filipenses

Colosenses

1Tesalonicenses

2Tesalonicenses

1Timoteo

2Timoteo

Tito

Filemon

Hebreos

Santiago

1Pedro

2Pedro

1Juan

2Juan

3Juan

Judas



El sacrificio de Cristo quita el pecado (continuación), Heb 10:1-25

10:15-18 “Y nos atestigua lo mismo el Espíritu Santo; porque después de haber dicho: 16Este es el pacto que haré con ellos Después de aquellos días, dice el Señor: Pondré mis leyes en sus corazones, Y en sus mentes las escribiré, 17añade: Y nunca más me acordaré de sus pecados y trasgresiones. 18Pues donde hay remisión de éstos, no hay más ofrenda por el pecado”.


En alusión a Jeremías 31:31-33, el escritor de Hebreos dice que esta voluntad de Dios se ha convertido en un pacto, el pacto del Espíritu Santo. Y este tendría vigencia “después de aquellos días”, es decir, cuando el sacrificio de Cristo fuera consumado y Él resucitara de entre los muertos (Rom 1:4). Los beneficios del pacto son estos:

a) Pondré mis leyes en sus corazones: que el creyente tendría la ley de Dios en su corazón, es decir, el Espíritu Santo le daría un amor profundo por su Palabra.
b) Y en sus mentes las escribiré: que la Palabra de Dios estaría como un ancla en su mente, pues dice: “Mas el consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho” (Jn 14:26).
c) Y nunca más me acordaré de sus pecados y trasgresiones: que Dios no tendría ya memoria del pasado pecaminoso de todo aquel que haya entrado al pacto del Espíritu Santo. Esto quiere decir, que se abre para él la vida eterna y las consecuencias de su pecado son anuladas delante de Dios mientras viva sobre la tierra (es decir, las maldiciones por el pecado, p. ej., vea Dt 28:15-68).

Estos beneficios se alcanzan cuando un hombre cree totalmente en el sacrificio de Cristo y en su sangre para mantenerle en santidad hasta el fin, y renuncie a cualquier otra obra o sacrificio, ya sea propio o ajeno, que le “ayude” a alcanzar los beneficios del pacto del Espíritu Santo, como el escritor de Hebreos explicará más adelante.

© 2021 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.