LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios

2 Corintios

Galátas

Efesios

Filipenses

Colosenses

1Tesalonicenses

2Tesalonicenses

1Timoteo

2Timoteo

Tito

Filemon

Hebreos

Santiago

1Pedro

2Pedro

1Juan

2Juan

3Juan

Judas



Deberes cristianos, Heb 13:1-19

13:15 “Así que, ofrezcamos siempre a Dios, por medio de él, sacrificio de alabanza, es decir, fruto de labios que confiesan su nombre”.


Y ya que el cristiano tiene una ciudad permanente en gloria, esto le hace vivir en gozo. Cuando medita en el galardón que el Señor le tiene preparado, entonces desborda su alma en alabanza; no obstante, no deja de ser un sacrificio de alabanza; y es sacrificio, porque se hace en medio del sufrimiento, se hace en medio del vituperio de Cristo. La mejor alabanza es la que se hace en medio de la obediencia y la sumisión al Señor.

Luego nos dice la forma de esta alabanza. No es una alabanza escondida ni particular; no es aquella que se hace exclusivamente en el cuarto privado de oración. Tampoco es la que se hace con el pensamiento solamente, ¡no! Es un fruto de labios, es la que dice a todos que ama al Señor, que Él es su Salvador y Señor. Es un fruto de labios, es una confesión. La confesión es indispensable para la salvación, no sólo la confesión que se hizo el día de venir a las plantas de Cristo, sino la confesión diaria y continua, nacida de un corazón obediente y rendido totalmente al Señor.

© 2021 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.