LBC Menú

Capítulos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Versículos:

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios

2 Corintios

Galátas

Efesios

Filipenses

Colosenses

1Tesalonicenses

2Tesalonicenses

1Timoteo

2Timoteo

Tito

Filemon

Hebreos

Santiago

1Pedro

2Pedro

1Juan

2Juan

3Juan

Judas



El mediador de un nuevo pacto, Heb 8:1-13

8:8,9 “Porque reprendiéndolos dice: He aquí vienen días, dice el Señor, En que estableceré con la casa de Israel y la casa de Judá un nuevo pacto; 9No como el pacto que hice con sus padres el día que los tomé de la mano para sacarlos de la tierra de Egipto; porque ellos no permanecieron en mi pacto, y yo me desentendí de ellos, dice el Señor.”


Nota importante: Hebreos 8: 8-12 es una casi integra repetición de lo dicho por el profeta Jeremías en 31-31-34. Se omiten o se agregan algunas palabras en la traducción, pero los conceptos son los mismos. Lo cual confirma la unicidad de las Sagradas Escrituras: el nuevo Testamento es la actualización del pacto de Dios en la manifestación sacerdotal del Señor Jesucristo.

Reprendiéndolos (memphomai autos) se refiere a inculpar o echar la culpa, es decir, los acusa por sus delitos ¿A quién? Al pueblo de Israel, ya que habían invalidado el pacto que Dios hizo con ellos. El pacto antiguo no era el problema, sino la forma de incumplimiento que el pueblo hizo. Pacto se refiere a un acuerdo entre dos o más partes que obliga a ambas a cumplir una serie de condiciones. Dios no faltó a su pueblo, pero Israel si falto al pacto y por lo tanto a Dios, está es la razón por la que Dios les reprocha y entonces da por viejo el pacto con ellos.

Nuevo pacto (diatheken kainon) se refiere a un acuerdo de dos partes con condiciones frescas, es decir, que mantiene todas las características y propiedades originales porque no ha sido manipulado. Tiene un aspecto saludable, bueno, vigoroso y conveniente. Un pacto reciente.

William Barclay menciona que la palabra griega para un acuerdo es synthéké; por ejemplo, para un contrato o lazo matrimonial, o un acuerdo entre dos estados. Synthéké siempre se refiere a un acuerdo en términos iguales entre dos partes que están en un mismo nivel; pero entre Dios y el hombre no puede haber igualdad de condiciones. En el sentido bíblico del pacto, la iniciativa es por entero a Dios. El hombre no puede discutirle a Dios los términos del pacto; sólo puede aceptar o rechazar el ofrecimiento que Dios le hace. (Comentario al N.T., Tomo 13, Pg.50).

El nuevo pacto sustituye completamente al anterior porque Cristo ya derramó su sangre de una vez y para siempre, se encuentra a la diestra del padre intercediendo por cada persona que se acerca a Él. Y lo hace constantemente, no solo una vez al año.

“el pacto que hice con sus padres el día que los tomé de la mano para sacarlos de la tierra de Egipto;”

Un hermoso ejemplo del lenguaje figurado que se usa en las Sagradas Escrituras, para mostrar el trato bondadoso de Dios.

“ellos no permanecieron en mi pacto, y yo me desentendí de ellos, dice el Señor.”

Ante la desobediencia, Dios actúa enérgicamente.

Para Meditar:

Qué, el mismo Dios diga que se desentendió de ellos es un tema delicado que debe prender nuestros focos rojos. Si Dios el generoso Señor se desentiende de mí, ¿Qué pasará conmigo? ¿Podré seguir adelante? La respuesta obvia es que no. El ejemplo del trato de Dios con Israel, debe recordarnos que, “horrenda cosa es caer en manos de un Dios vivo”.

© 2021 La Biblia Continental. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creating Destiny Graphics. Biblia Reina Valera 1960 y El texto bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de American Bible Society, por lo cual se puede usar solamente bajo licencia.